- Associated Press - Tuesday, January 27, 2015

Al testificar por primera vez en público, Ronald Salazar rompió en llanto al relatar su vida.

Sus padres lo abandonaron en El Salvador, dejándolo con familiares que abusaron de él. A los 10 años viajó en los maleteros de autos y cruzó el desierto de Arizona por tres días para llegar a Estados Unidos.

Y cuando Salazar se reunió con sus padres y sus nuevos hermanos en Miami en el 2005, lo trataron como a un paria aunque él sólo “quería sentir lo que era ser un niño normal”.

“Toda mi vida ha sido arruinada”, afirmó. “No tuve una niñez normal”.

Y sin embargo, Salazar no pudo evadir la brutalidad de su crimen. Aun cuando una jueza insistió, Salazar no dijo por que, cuando tenía 14 años, estranguló a su hermana Marina “Estefani” Salazar de 11 años, la degolló y la violó en el dormitorio de su casa en South Miami Heights en julio del 2005.

“Siento que no merezco una segunda oportunidad pero quiero demostrar que no soy ese animal”, el dijo Salazar a la jueza de circuito de Miami-Dade, Ellen Sue Venzer. “Quisiera poder decir que no lo hice. Pero la verdad es que lo hice y no tengo respuesta al por qué”.

Su comparecencia en el banquillo de los testigos marco el punto álgido en el cuarto día de audiencias para revisar la sentencia de Salazar, quien ahora tiene 24 años. Su testimonio estuvo caracterizado por la angustia, con suspiros y momentos en que rompió en llanto. En un momento, la corte declaró un receso cuando se echó a llorar mientras recordaba que su madre le había dicho que había “arruinado” a la familia.

Son sus primeros años y su vida en El Salvador lo que la jueza debe considerar al decidir una nueva sentencia para Salazar, que originalmente fue condenado a cadena perpetua por el asesinato que conmocionó al sur de la Florida.

Su sentencia fue revocada después que en el 2012 la Corte Suprema prohibió la cadena perpetua obligatoria sin posibilidad de libertad provisional para los adolescentes hallados culpables de homicidio. Salazar será el primer adolescente acusado en Miami-Dade en ser sentenciado otra vez debido a la decisión de la corte en Miller vs. Alabama.

Se espera que las audiencias concluyan el martes.

Sus padres, Samuel y Nuvia Salazar, llegaron a Estados Unidos de El Salvador in 1991 pero dejaron a su hijo con su abuela porque era demasiado pequeño para arriesgarlo en el largo viaje. Ronald Salazar no se reunió con ellos hasta 10 años más tarde.

Después de algunos años turbulentos en Miami, el problemátivo joven mató a su hermana. Lavó el cuchillo, lo volvió a poner en la gaveta de la cocina, e inventó una historia sobre dos hombres que irrumpieron en la casa y asesinaron a la niña.

En el juicio, los fiscales ampliaron la evidencia de ADN y presentaron una espeluznante confesión que se grabó en video. Salazar dijo que estaba loco y que sufrió de graves problemas mentales por el abandono paterno en El Salvador.

Durante la audiencia de la semana anterior, los abogados defensores trataron de presentar a Salazar como un muchacho que quedó sumamente afectado luego que sus padres lo dejaron con los abuelos durante sus años formativos en El Salvador.

Ex abogados, conocidos y psicólogos testificaron que Salazar creció sin contacto con sus padres biológicos. Su abuela murió y su abuelo era un abusador y estaba ausente gran parte del tiempo. La jueza también escuchó que Salazar pasaba el tiempo con pandillas callejeras y fue violado cuando tenía siete años.

Por fin sus padres lo mandaron a buscar en un viaje que duró todo un mes hasta que entró ilegalmente al país.

“Cuando él llegó, la familia tuvo una buena vida con tres hermanas que no conocía”, dijo su ex abogado de oficio, Nushin Sayfie, que en la actualidad es juez de Miami-Dade.

Ya en Miami, según dijeron los testigos de la defensa, Salazar se convirtió en la oveja negra de la familia, a quien sus hermanas le huían y recibía poco afecto de sus padres. Salazar dijo que sus padres le dijeron que un hechicero le había quitado un hechizo a su padre y se lo había pasado a él cuando estaba en el vientre de su madre.

“Evidentemente eso le hacía sentirse no querido, mal recibido y que formaba parte de esa familia”, dijo la psicóloga Lisa Potash. “Lo hizo sentirse que había algo malo en él”.

Lleno de resentimiento, Salazar se echó a perder, metiéndose en problemas con frecuencia. Fue evaluado psicológicamente e ingresado en un hospital tras amenazar que mataría a su familia y se suicidaría. Poco después de haber sido dado de alta psiquiátrica, Salazar mató a su hermana.

Otro psicólogo testificó que hoy día Salazar está “psicológicamente torturado por lo que le hizo a su hermanita”.

Sin embargo, el fiscal Reid Rubin, durante el interrogatorio, señaló que Salazar se jactó del asesinato y dijo que podría matar a sus padres aun estando preso. En la cárcel, Salazar ha expresado más de una vez que idolatra a otro adolescente asesino, Michael Hernández, quien a los 15 años asesinó cruelmente a puñaladas a un compañero de la escuela Southwood Middle School.

La Corte Suprema anuló la cadena perpetua obligatoria sin posibilidad de libertad provisional ya que la ciencia ha demostrado que el cerebro de los jóvenes no está completamente desarrollado y son susceptibles de los impulsos y las influencias de otras personas.

Hace largo tiempo que el estado abolió el sistema de libertad provisional, pero todavía existe una comisión que se encarga de examinar a los reos elegibles para se puestos en libertad cuando sus casos se remontan a principios de los años 80 o antes.

El año pasado, los legisladores modificaron la ley que permite una “revisión” judicial después de 25 años para adolescents encontrados culpables de homicidio y sentenciados a cadena perpetua, lo que es una especie de sistema de ibertad provisional. El cambio en la ley, sin embargo, no se aplica a los casos antes del 1ro. de julio de 2014.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide