- Associated Press - Wednesday, January 7, 2015

Cuando el alcalde suspendido de Miami Lakes Michael Pizzi fue declarado inocente de acusaciones de soborno en agosto, él se apresuró al Ayuntamiento de la Ciudad para recuperar su oficina.

El personal de la misma ya había puesto de nuevo su retrato en la pared del vestíbulo, su placa en el estrado del concejo y su escritorio de alcalde estaba en orden.

“Todo estaba igual que antes, como si nunca me hubieran arrestado”, rememoró Pizzi el martes.

Pero cinco meses después de su exoneración federal, el alcalde, ya en su segundo mandato, continúa luchando por regresar a su puesto.

Justo antes del Día de Navidad, el gobernador Rick Scott fue obligado por el Tribunal Supremo de la Florida a revocar la suspensión de Pizzi, lo cual él se había negado a hacer, provocando una confrontación política en el Ayuntamiento de la Ciudad. Tras demandar con éxito al gobernador, Pizzi se dirige ahora al Tribunal de Circuito de Miami-Dade para urgir a los jueces a que lo restituyan a su cargo y saquen a su enemigo, Wayne Slaton, quien ganó la alcaldía en una elección especial el pasado octubre, pero se niega a dejarla.



Pizzi, de 52 años, quien estaba en su segundo mandato de cuatro años como alcalde cuando fue arrestado en agosto del 2013, dice que él tiene derecho a su antiguo puesto según las leyes de la Florida.

No obstante, a pesar de “la revocación de la suspensión del alcalde Pizzi, la Ciudad de Miami Lakes se negó a restituirlo como alcalde y persiste en su negativa, lo cual ha generado esta litigación”, reza su demanda, presentada el martes. “Wayne Slaton se niega a abandonar la alcaldía, y continúa pretendiendo que ejerce los derechos y responsabilidades del alcalde”.

Se espera que funcionarios de la Ciudad, entre ellos el mismo Slaton, se opongan a la demanda de Pizzi.

“Nos reservamos el derecho a comentar hasta que él presente y nos haga llegar la demanda”, dijo el abogado de la Ciudad de Miami Lakes Raúl Gastesi en la noche del martes.

El equipo legal de Pizzi, encabezado por el abogado de Miami Ben Kuehne, dijo que no hay nada en los estatutos de la Ciudad que sobrepase la ley estatal con respecto a la restitución de su puesto. Su segundo término llegaría al 2016.

“Si el funcionario municipal official es exonerado…entonces el gobernador revocará sin demora la suspensión y restituirá al funcionario municipal a su cargo”, reza el estatuto clave de la Floridas.

Como el equipo de Pizzi solamente pidió al Tribunal Supremo del estado que ordene al gobernador que revocara su suspensión, Kuehne está solicitando a un juez de circuito de Miami-Dade que restituya a Pizzi al puesto de alcalde, conjuntamente con el pago retroactivo de su sueldo y beneficios.

La posición del gobernador fue drásticamente diferente con respecto a su decisión en agosto del 2011, cuando él revocó en seguida la suspensión de la comisionada de Miami Michelle Spence-Jones.

La comisionada hbía sido suspendida por el gobernador Charlie Crist dos años antes luego de que fuera encausada por corrupción, y otra persona fue electa a su cargo. Inmediatamente después de que Spence-Jones fue absuelta, Scott emitió una orden ejecutiva autorizándola a regresar a su puesto.

Ella regresó, terminó su mandato, y recibió más de $200,000 retroactivos en sueldo y beneficios.

Los estatutos de Miami y Miami Lakes son similares. Ambos establecen que si un funcionario electo deja su puesto por más de seis meses, hay que celebrar una elección especial para llenar su puesto. Y ambos estatutos no dicen nada en lo que se refiere a restituir a su cargo a un funcionario que haya sido absuelto o exonerado de cargos criminales y que haya estado ausente por más de seis meses.

Para abreviar: la ley estatal debería prevalecer, Pizzi, abogado que derrotó a Slaton en la elección a la alcaldía del 2012, debería recuperar su puesto, alegan sus abogados.

Y ellos no son los únicos que así opinan.

En el momento del arresto de Pizzi, acusado de aceptar $6,750 en sobornos de parte de agentes encubiertos del FBI, el abogado de la Ciudad de Miami Lakes dejó en claro que él regresaría a ejercer como alcalde de ser exonerado.

En una reunión especial celebrada el 8 de agosto del 2013, el entonces abogado de la Ciudad Steve Geller advirtió a los miembros del concejo que, si se postulaban al cargo de Pizzi y ganaban, podrían perderlo más adelante.

“Quisiera recordarles que si a ustedes les quedan tres años de mandato en sus puestos, y ustedes renuncian a sus puestos para postularse a la alcaldía, y el alcalde Pizzi es declarado inocente o se retiran los cargos o lo que sea, entonces perderán el cargo”, dijo Geller.

“Si sales electo a ser alcalde, pierdes ese cargo porque él lo recuperaría automáticamente, y no recuperarías tu antiguo escaño en la comisión”.

—-

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2021 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide