- Associated Press - Friday, January 9, 2015

Cuando Timothy Bosch conoció a Neil Boekel mientras ambos esperaban que comenzara un espectáculo de aves en Jungle Island esta semana, los dos veteranos se dieron cuenta rápidamente que tenían mucho en común.

Ambos tienen 34 años de edad y se alistaron a unidades de infantería del ejército en el 2002. Quizá no hayan ido juntos al combate, pero ambos estuvieron en Afganistán en la misma época.

Ambos sufrieron heridas causadas por una bomba - Boekel sufrió heridas en la cabeza y la cadera, Bosch sufrió heridas en el lado derecho de su cuerpo.

Tienen recuerdos similares de la guerra. Usar Vicks VapoRub para disimular el olor de los muertos, pasar frío en Bagdad y lidiar con la nieve y el “sabor de la mala comida”.

Ambos, Bosch de Orlando y Boekel de Walton Beach, ahora detestan estar en lugares concurridos y tienen dificultad lidiando con la “vida normal” luego de haber sido dados de baja del ejército.

Pero mientras caminaban por el parque temático de Miami como parte del proyecto Wounded Warrior Project Soldier Ride (Paseo de Soldados en Bicicleta para Combatientes Heridos), ambos parecían estar relajados, en paz.

“Es agradable poder hablar con alguien que realmente entiende lo que pasaste”, dijo Bosch.

La visita a Jungle Island fue la introducción para el grupo de 61 soldados que vino desde al sur de la Florida el miércoles para el Wounded Warrior Soldier Ride, un programa de salud y bienestar dedicado a quienes sufrieron traumatismos durante el servicio militar. El jueves, fueron a un paseo “de práctica” desde Miami Beach hasta el Marlins Park en La Pequeña Habana donde hicieron un tour y se les permitió bajar al campo de juego.

“Hasta ahora todo el mundo parece disfrutar” dijo Nick Krauss, uno de los fundadores del Paseo de Soldados este jueves.

El viernes, se irán a Key Largo y cruzarán el puente de siete millas. El sábado pasarán el día haciendo snorkel, pescando y conociendo la ciudad. Y el domingo, el último día del paseo, el plan es montar bicicleta hasta Key West.

“Los mantenemos ocupados durante todo el paseo”, dijo su director Daniel Schnock. Experimentan, dijo Schnock, cuatro áreas de rehabilitación incluyendo de la mente, el cuerpo, compromiso y poder económico. “La socialización es una gran parte de la rehabilitación.

Jungle Island les ofreció a los soldados – algunos de los cuales vinieron desde el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed – un tour tras bastidores antes de que el grupo arranque en su paseo.

“Jungle Island colabora con muchas organizaciones durante el año y esta es una por la cual nos sentimos muy entusiasmados” dijo la portavoz del parque Rachel Pinzur.

El Paseo de los Soldados comenzó hace diez años como una “tonta idea en un bar” y se convirtió en un “esfuerzo multimillonario de recaudación de fondos” que es parte del Wounded Warriors de Jacksonville. Krauss dijo que fue durante una noche en la primavera de 2004 cuando él y tres amigos se encontraban hablando mientras tomaban unas cervezas en el Stephen Talkhouse en the Hamptons.

Todos ellos trabajaban ahí o eran dueños parciales y ninguno de ellos era ciclista o sabía nada acerca de recaudar fondos para una caridad. Y entonces, por alguna razón – que Krauss dijo que aún no entiende – Chris Carney dijo que se montaría en su bicicleta y viajaría a través del país para recaudar fondos para los soldados heridos.

Los cuatro amigos empezaron a promocionar la idea de Carney, pusieron una jarra afuera del bar y lograron recolectar $10,000 – la mayoría por donaciones. Así que Carney estaba comprometido. Arrancó desde Long Island y viajó 5,000 millas en bicicleta hasta San Diego.

Mientras estaba en Colorado, Carney conoció a dos soldados que habían sufrido heridas, quienes se montaron en sus bicicletas y se unieron a él durante parte del trayecto.

Krauss dijo que tres cosas pasaron en Colorado. Se dieron cuenta de que a la gente le importaba y que la gente estaba dispuesta a donar. Los veteranos con heridas podían participar. El paseo sería una rehabilitación.

Los paseos en bicicleta de 5,000 millas a través del país continuaron hasta el 2006, pero se convirtieron en algo demasiado grande, dijo Krauss. Así que en 2006 ellos decidieron establecer paseos regionales que ahora tienen lugar por todo EEUU. Más de 1,000 soldados hacen paseos cada año, dijo Krauss.

El sur de la Florida, donde se realizó el primer paseo regional, ha sido una tradición debido la cooperación de los negocios locales y los departamentos de policía y su clima. Este año el grupo cenó en Joe’s Stone Crab en Miami Beach, nadará con los delfines en Marathon y se hospedará en hoteles gratuitamente.

Krauss dijo que la organización gasta cerca de $2,000 por soldado en cada paseo, dependiendo de adonde se realice. El costo cubre el precio de avión, las comidas, entretenimiento y transporte.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide