- Associated Press - Monday, July 20, 2015

Ana Constanza Mariño Aguilar es una colombiana de 44 años, y de esos, 18 los ha pasado en Miami. Nació con displasia de cadera y los médicos le dijeron que debía recibir un trasplante de cadera. Ella es indocumentada y para reunir los aproximadamente $40 mil que su médico le informó que dicho procedimiento requiere, tiene una campaña en la plataforma GoFundMe para poder someterse al trasplante que, como dice, la ayudará a recuperarse para cumplir sus metas.

“Se supone que yo podría esperar hasta los 65 años para operarme, pero al trabajar tan fuerte, eso hizo que el desgaste fuera mayor. Limpio casas, paseo perros, corro bicicleta porque no tengo automóvil. Pero hace como tres años comencé a experimentar mucho dolor para vestirme, me hice una radiografía y cuando el médico la vio, me dijo que no se explicaba cómo caminaba porque tenía totalmente desgastado el hueso”, relata.

Según Mariño, buscando atender su situación, sin seguro social ni plan médico, solicitó una tarjeta de ayuda médica del Hospital Jackson Memorial con la que durante nueve meses asistió a diversas citas médicas. Pero, como cuenta Mariño, cuando le preguntaron en la división de ortopedia si tenía Medicare o Medicaid e indicó que no tenía seguro médico, le explicaron que no podía operarse con la tarjeta del hospital.

“Como muchos emigrantes, no tengo familia en este país y dependo de mis propios recursos. Por tal motivo, acudo a esta página porque no tengo los medios económicos para costear una intervención quirúrgica de tal envergadura”, explica Mariño en la página de su campaña en GoFundMe.

“Yo pasé por eso y es desesperante”, expresa, por su parte, María Asunción Bilbao, una argentina indocumentada y activista social que busca concienciar acerca de los problemas que afectan a los inmigrantes como, por ejemplo, el acceso a servicios de salud. Su esposo Mauro Kennedy necesitaba dos procedimientos de reemplazo de cadera cuyo costo ascendía a $40 mil y para reunir el dinero suficiente desarrollaron una campaña a través de GoFundMe.

De acuerdo con Bilbao, el doctor Keith Berend de White Fence Surgery Suites, en Ohio, les ofreció realizar los dos procedimientos a su esposo por $12 mil, aparte de donarle los implantes. “Nosotros pagamos taxes y es una cuestión de sentido común. Sin seguro médico terminamos entrando por lo más caro del sistema, que son las emergencias, y todos perdemos con esto”, subraya Bilbao, quien confía que muchos apoyen a Mariño así como muchos apoyaron la campaña para los procedimientos médicos a su esposo.

Para ayudar a Ana Constanza Mariño, acceda a https://www.gofundme.com/txb5w34.

Siga a Carmen Graciela Díaz en Twitter: @carmen7graciela

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide