- Associated Press - Saturday, June 13, 2015

El despido de 15 agentes de la Policía de Sweetwater respondió a la urgente necesidad de recortar gastos para evitar una crisis fiscal, dijo a el Nuevo Herald el alcalde Orlando López.

“El actual presupuesto no es manejable”, aseguró López el viernes en una entrevista.

“La ciudad ha estado agotando muy rápidamente sus reservas por mucho tiempo, y eso, con las deudas que tenemos y los gastos proyectados, ha creado problemas financieros […] Los despidos se hicieron, y se tendrán que continuar haciendo, porque hay que recortar los gastos de la policía”, aseveró.

Sin embargo, López brindó las declaraciones un día después de que el nuevo jefe de la policía Plácido Díaz, devolviera sus empleos a los únicos dos agentes a tiempo completo que fueron despedidos – y que cobran unos $60,000 cada uno entre salario y beneficio. Una semana antes, el jefe policial había recontratado a siete agentes de medio tiempo, luego que los despidos fueran criticados por la mayoría de los miembros de la Comisión como una medida precipitada y arbitraria.

López —quien despidió a los policías el sábado 16 de mayo, un día después de asumir la alcaldía— declaró varias veces a los medios de comunicación que se había escogido a un grupo en el que figuraban varios agentes con antecedentes problemáticos, aunque no especifico los nombres. El viernes el alcalde dijo que los agentes que habían sido reintegrados a sus puestos no estaban entre los que tenían problemas.

De los $17.5 millones del presupuesto municipal, unos $7.7 millones están destinados al Departamento de Policía que cuenta con unos 40 agentes a tiempo completo, alrededor de 20 a medio tiempo y más de 60 reservistas.

De acuerdo con López —quien también hizo recortes relacionados con el equipo especial SWAT, los dos helicópteros de la municipalidad, y la policía montada— el de Policía es uno de los Departamentos que podría llevar a la ciudad a la quiebra rápidamente.

Otros problemas financieros se derivan de obligaciones actuales, o que se proyectan, de la ciudad, como los aportes a las pensiones de los empleados requerido en el contrato con el sindicato de policías PBA.

Actualmente la ciudad debe unos $300,000 en pensiones policiales.

“La ciudad se involucró en un contrato muy favorable para el PBA (sindicato) y los policías, pero muy poco favorable para la ciudad. Estamos contribuyendo demasiado en pensiones. Nos dijeron que la ciudad podía correr con los gastos, pero la ciudad no puede pagar todo eso”, dijo López.

El ex alcalde José M. Díaz reconoció el viernes que el contrato firmado para este año fiscal con el sindicato policial no favorece a la ciudad, ya que las exigencias de aportes a la pensión son muy estrictas. Díaz dijo que no fue bien asesorado por el ex abogado municipal antes de aprobar el acuerdo con el PBA.

“Cuando yo dejé la alcaldía estaba en conversaciones con el PBA para que reabriéramos las negociaciones y creáramos un contrato mas equitativo. Espero que el nuevo alcalde continúe con esa conversación”, dijo Díaz.

Para López, una prioridad es incrementar las reservas monetarias que actualmente suman unos $800,000. De acuerdo con el alcalde, esas reservas deberían encontrarse en unos $4.5 millones, por recomendación de agencias de monitoreo financiero.

López dijo que la pasada administración dependió de las finanzas para llevar a cabo gastos excesivos, y que la falta de fondos para emergencias podrían poner en riesgo a la ciudad.

De acuerdo con Díaz, su administración no tuvo más opciones.

“La otra opción era aumentar los impuestos y no creo que los residentes de Sweetwater debían pagar por los problemas que creó un alcalde corrupto. Le debíamos dinero a policías de aumentos que les correspondían por sus ascensos o por su longevidad en el departamento, a algunos empleados nunca se les había aumentado el sueldo, la ciudad estaba exponiéndose a varias demandas. Había cuentas que no se pagaban desde el 2009”, dijo Díaz, quien se enfrentó a López por la alcaldía antes de que su candidatura fuera anulada.

“Yo se que hay áreas que deben mejorar porque había mucho por hacer, pero dejé la ciudad mucho mejor de lo que la encontré, con un presupuesto balanceado”.

Pero la municipalidad todavía está en riesgo financiero al menos que aumenten las reservas, y se paguen varias deudas.

Sweetwater debe unos $126,000 en contribuciones a la pensión de los empleados municipales, una deuda que se ha extendido por varios años. La ciudad no recibirá unos $900,000 en reembolsos estatales para cubrir los gastos servicios a los ancianos, debido a que entre el 2007 y el 2012, la ciudad malgastó el dinero de varios subsidios.

López dijo que espera que a pesar de las divisiones políticas, los funcionarios electos apoyen las propuestas fiscales futuras que representen mejorías para la ciudad.

“Si tu me dices que ellos [los comisionados] están en contra mía a manera personal, a mi me da lo mismo. Lo que quiero es que actuemos en el mejor interés de la ciudad”, concluyó López.

Sigue a Brenda Medina y a Enrique Flor en Twitter: @BrendaMedinar y @kikeflor

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide