- Associated Press - Wednesday, June 17, 2015

Un policía de Miami-Dade jugó del otro lado de la cancha. El detective Karel Rosario, especializado en la lucha contra el crimen organizado, se entregó a las autoridades tras robar joyas valoradas en unos $100,000 de la vivienda de una mujer acusada de la venta fraudulenta de medicamentos.

Rosario, con nueve años en el Departamento de Policía de Miami Dade, ahora enfrenta un cargo por robo a gran escala -en segundo grado-, y otro por robo de propiedad, también en segundo grado, informó el martes la Fiscalía Estatal de Miami Dade.

“El trabajo efectivo de la policía depende de la honestidad e integridad de un oficial […] valores medulares de una agencia policiaca efectiva”, dijo la fiscal del estado Katherine Fernández Rundle en un comunicado de prensa. “El robo perpetrado por el detective Rosario no lo diferencia de otros ladrones que él hubiese detenido. Es un día triste para la comunidad de agencias del cumplimiento de las leyes”.

El robo ocurrió luego de que un equipo de la Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA) junto con detectives de Miami-Dade, entre ellos Rosario, allanara el pasado 20 de mayo la residencia de Yulia Martínez, quien junto con su esposo espera ser procesada en un juicio federal por la venta ilegal de medicamentos.

Tras pagar la fianza en un centro de detención y regresar a su residencia, Martínez descubrió que varias joyas habían desaparecido de su residencia. Entre las joyas desaparecidas figuran un reloj Cartier, una sortija Bulgari y un brazalete David Yurman, de acuerdo con las pesquisas.

La Fiscalía indicó que los oficiales no dejaron el día del allanamiento ningún recibo que especificara los artículos incautados en la residencia de Martínez.

Solo el reloj Cartier robado, está valorado en más de $20,000, según indicó el joyero Joel Vigo, quien se lo vendió al esposo de Martínez.

El director del Departamento de Policía de Miami-Dade, J.D. Patterson, señaló en el comunicado de la fiscalía que mantener la integridad de dicho cuerpo es “fundamental”.

“Esa integridad y la necesidad de mantener la confianza absoluta de la comunidad requiere que cuando cualquiera de nuestros policías viole la ley lo hagamos responsable por sus actos”, puntualizó Patterson.

Álvaro Zabaleta, portavoz del Departamento de Policía de Miami-Dade, confirmó que dicho departamento continúa una investigación interna del caso, pero que por ley no pueden hablar de este.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide