- Associated Press - Tuesday, March 24, 2015

Hubo poca evidencia de caos o congestión sobre la autopista estatal 836 en dirección oeste el lunes, el primer día de la semana laboral, pero un importante cambio de carriles si causó confusión entre muchos conductores que acabaron yendo a donde no querían ir.

El tránsito se movilizó normalmente sobre las nuevas vías de circulación, que comienzan en las cercanías de la 72 Avenida del noroeste. Allí, las sendas para la 836 y para la carretera estatal 826, el Palmetto Expressway, fueron separadas la madrugada del domingo, y el lunes los conductores debieron tomar los carriles de la izquierda para permanecer en la 836 al oeste, y los carriles de la derecha para ir a la 826 así como a la calle Flagler y a la rampa de salida a la avenida 87 del noroeste.

Sin embargo, muchos conductores no se dieron cuenta de que habían cometido un error sino hasta después del cambio, lo que resultó en rampas de salida sobrecargadas cuando muchos trataban de dar la vuelta para poder llegar a su destino. Por ejemplo, la rampa de salida de la 836 a la 107 Avenida estaba más congestionada que de costumbre, en gran parte debido a conductores que se pasaron su salida previa.

Muchos de los conductores en la rampa de salida a la 107 Avenida en realidad tenían como destino la 826 o la 87 Avenida. Algunos conductores que pensaban que podían permanecer sobre la 836 y salir en la Avenida 87 fueron sorprendidos porque debieron haber permanecido en la senda de la derecha, como si fueran a la 826, para poder salir en la rampa de la 87 Avenida.

“El tránsito por la zona se está moviendo, está fluyendo, pero hemos visto que hay algunas personas que pierden sus salidas y esto va a tomar unos días hasta que los conductores se acostumbren al cambio”, dijo Oscar González, vocero del proyecto de mejoras al distribuidor de vías entre las autopistas 836 y 826. “Podemos ver que algunas rampas de salida tienen un poco más de tránsito de lo normal”.

González dijo también que el Departamento del Transporte de la Florida (FDOT) está coordinando con el Condado Miami-Dade para alargar la luz verde del semáforo en la rampa de salida a la 107 Avenida para mitigar el congestionamiento allí.

El cambio es el paso importante más reciente del proyecto, que se realiza a un costo de $560 millones, para reconstruir el masivo distribuidor de vías que vincula la 836 con la 826, financiado en parte por dinero del estímulo federal. El proyecto de construcción, que comenzó en el 2009, se espera que esté terminado en los primeros tres meses del 2016.

Las autoridades del transporte decidieron implementar el cambio de carriles ahora porque el tránsito es más ligero, gracias en parte a que esta semana son las vacaciones de primavera en las escuelas de Miami-Dade. Con los menores en casa, muchos padres se quedan en casa también y no viajan por las autopistas a sus empleos.

“Sabiendo que era la época de las vacaciones de primavera fue lo que realmente empujó para que se realizara este fin de semana”, dijo González.

Pero aunque la transición tuvo problemas, quizás no fue tan caótica como se esperaba debido a que se instalaron con anterioridad señales de advertencia a lo largo de la carretera.

“Toda la señalización se ha cambiado para reflejar el nuevo patrón de tránsito”, apuntó González. “Queremos hacer hincapié que por favor los conductores sigan atentos a las señales y tener paciencia cuando viajen por la zona”, dijo el portavoz del proyecto.

González advirtió además que los conductores deben esperar más cambios en los patrones de tránsito, tanto en la 826 y la 836, antes de que finalice la obra en el 2016.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide