- Associated Press - Wednesday, March 4, 2015

El Departamento de Educación de la Florida dio su aprobación el martes a continuar los exámenes decisivos, pero el mayor sistema escolar del estado en el condado Miami-Dade no dará exámenes, ya que los problemas técnicos persistieron por segundo día consecutivo.

Los problemas con los exámenes sirvieron además de pretexto a los legisladores de la Florida al comenzar su temporada anual de sesiones legislativas. Un par de senadores llegaron incluso a hacer un llamado a la suspensión de los exámenes de todo tipo, algo que es muy poco probable que sea aprobado por la Legislatura, dominada por los republicanos.

Pero el superintendente escolar de Miami-Dade Alberto Carvalho dijo que se necesitan más pruebas en las redes para asegurar que se haya eliminado los problemas. Hasta que eso ocurra, dijo, Miami-Dade no dará los exámenes.

“Con tantas dudas en el aire, no es prudente - de hecho, podría ser irresponsable - seguir adelante”, dijo.

Los problemas informáticos del lunes obligaron a los distritos escolares de todo el estado a posponer la ya controversial Evaluación de los Estándares de la Florida. A los estudiantes y los administradores de exámenes se les hizo difícil firmarse en la nueva plataforma informática de exámenes, y en algunas escuelas la conexión era lentísima.

El estado aseguró a los distritos en un correo electrónico enviado en la madrugada del martes que el proveedor de los exámenes, American Institutes for Research (Institutos Estadounidenses de Investigaciones) había corregido los problemas de software el día anterior. Pero el Condado Hillsborough sufrió algunos de los mismos problemas, y dijo a las escuelas que cancelaran los exámenes por segundo día consecutivo.

“Es como la película Atrapado en el tiempo (Groundhog Day)” dijo al Tampa Bay Times el portavoz de las escuelas del Condado Hillsborough Stephen Hegarty.

Los problemas persistieron aun cuando algunos de los mayores distritos escolares del estado - entre ellos Miami-Dade, Broward y Palm Beach - no participaron en la segunda ronda de exámenes de internet.

La portavoz del Departamento de Educación de la Florida, Cheryl Etters, dijo que no podía dar información alguna sobre qué podría estar causando la segunda ronda de calamidades tecnológicas, y señaló que los distritos tenían un plazo de dos semanas en el cual completar los exámenes.

Pero Carvalho dijo que el daño ya estaba hecho, pues los problemas inaugurales habían comprometido la validez y equidad de los exámenes en todas partes, ya que algunos estudiantes habían podido ver las preguntas antes de ser sacados por el sistema.

“¿Cómo va a lidiar el Estado con esta enorme, gigantesca violación de seguridad de los exámenes, que ciertamente, como mínimo, viola la equidad de las condiciones de examinación para los estudiantes?”, dijo. “No hemos recibido esa información”.

El senador Bill Montford, demócrata de Tallahassee y presidente ejecutivo de la Asociación de Superintendentes de los Distritos Escolares de la Florida, dijo que se sentía decepcionado, pero no sorprendido.

“Hemos estado diciendo por los últimos dos años que los distritos van a tener dificultades porque la infraestructura no está creada”, dijo.

El representante estatal Manny Díaz, republicano de Hialeah que preside la Subcomisión de Opciones e Innovación, dijo que los problemas técnicos eran “inaceptables”.

Otros dos demócratas llevaron sus críticas más allá, y exigieron que el gobernador Rick Scott tomara medidas.

“Estamos llamando a que usted suspenda de inmediato la administración de estos exámenes y dé tiempo a los educadores a resolver los problemas, en lugar de usar a nuestros hijos como conejillos de Indias para un sistema defectuoso”, escribieron los senadores Dwight Bullard, de Miami, y Jeff Clemens, de Lake Worth, en una carta al gobernador.

El representante estatal Erik Fresen, republicano de Miami que preside la Subcomisión de Asignaciones de Educación de la Cámara, dijo que no esperaba que los problemas técnicos impactaran los debates políticos en Tallahassee.

“No vamos a echarnos atrás sobre los exámenes computarizados, y no vamos a echarnos atrás sobre la rendición de cuentas”, dijo.

Sólo en Miami-Dade, según funcionarios, estaba fijado que alrededor de 85,000 estudiantes tomaran la sección escrita del examen antes de que se suspendiera. Los estudiantes de los grados octavo a décimo toman el examen en computadora; los de cuarto a séptimo lo hacen sobre papel, y han continuado haciéndolo según el calendario.

Algunos estudiantes- de quinto a décimo grado - tienen fijados exámenes de Matemática y Lectura en computadora por primera vez en abril. Esos exámenes son mucho más difíciles tecnológicamente hablando porque los estudiantes tienen que arrastrar y soltar ítems y crear líneas numéricas.

“Me preocupa que si no podemos lanzar lo que consideramos una plataforma computarizada mucho más simple, ¿qué va a pasar en abril?”, dijo Gisela Feild, directora administrativa de evaluación, investigación y análisis de datos. “Es exponencial, en el sentido de lo que el sistema tendrá que hacer”.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide