- Associated Press - Saturday, March 7, 2015

Cuatro organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes anunciaron el viernes un viaje relámpago a Tallahassee para presionar a la Legislatura de Florida a que apruebe licencias de conducir para los indocumentados.

Nora Sandigo, presidenta de la organización Fraternidad Americana, dijo en una conferencia de prensa en Kendall que su grupo junto con otros tres viajarán el domingo a la capital del estado para convencer a los legisladores a que apoyen un proyecto de ley que otorgaría las licencias.

“Estamos en campaña hasta lograr tener la licencia para todos los indocumentados”, dijo Sandigo en la reunión en la oficina de su grupo.

Además de Fraternidad Americana, las otras organizaciones que se unirán al viaje son la Liga de Votantes Latinoamericana, la Coalición Peruana Americana y Fundación Latinoamericana.

De Miami viajarán entre 20 y 30 personas en una caravana de vehículos a la que durante el periplo se les unirán más personas, con la esperanza de lograr que más de 100 simpatizantes se unan a la causa.



Fraternidad Americana y los otros tres grupos son solamente los más recientes en sumarse a la campaña de cabildeo para presionar a los legisladores estatales a aprobar las licencias para indocumentados.

Un día antes de que el presidente Barack Obama viajase a Miami el mes pasado, el grupo Organización Hondureña Francisco Morazán y otras organizaciones comunitarias anunciaron que viajarían a Tallahassee entre el 16 y el 17 de marzo también para pedir que se aprueben las licencias.

Y en enero, varios inmigrantes indocumentados y activistas que promueven los derechos de los inmigrantes se presentaron ante la Delegación Legislativa de Miami-Dade para exhortar a los legisladores su apoyo al proyecto de ley que otorgaría licencias en la Florida sin importar el estatus legal de los conductores.

El proyecto de ley proviene del senador estatal republicano René García. Otorgaría una licencia especial a aquellos inmigrantes que provean un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN, por sus siglas en inglés) y documentación apropiada de sus países de origen.

El viernes, en la conferencia de prensa de Fraternidad Americana, habían tres inmigrantes indocumentados que se beneficiarían del proyecto de legislación si este llegara a ser aprobado como ley estatal.

“Esta ley haría posible que todos los indocumentados tengan acceso, o el privilegio de una licencia de conducir”, dijo Jorge Tume, peruano que no tiene papeles. Estaba con él su esposa Carmen, que también es indocumentada. La tercera indocumentada era Nelly Antelo, de Uruguay.

Los tres inmigrantes sin papeles proyectaban viajar a Tallahassee el domingo con Sandigo.

Los indocumentados muchas veces se arriesgan a manejar vehículos sin licencia porque los necesitan para ir a trabajar y así ganar un sueldo para sustentar a sus familias. Cuando son arrestados por la policía, también se arriesgan a ser deportados si los agentes de inmigración los detienen y los ponen en proceso de expulsión en las cortes migratorias.

Durante varios años se ha presentado en la Legislatura proyectos de ley para dar licencias a los indocumentados, pero hasta ahora ninguna ha fructificado.

Se estima que en la Florida viven entre 700,000 y 1 millón de indocumentados – parte de los 11 millones de extranjeros sin papeles en el país.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2020 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide