- Associated Press - Monday, May 11, 2015

Cuando el magnate automovilístico Norman Braman y el urbanizador Craig Robins sentaron el año pasado las bases para construir un nuevo hogar para el Instituto de Arte Contemporáneo (ICA), concibieron que la institución privada tuviera un lugar de avanzada en el escenario de las artes de Miami como la joya de la corona de la ciudad, meca de las compras de lujo.

Pero sólo la mitad del campus del museo se encuentra realmente en el Distrito del Diseño.

La propiedad completa del ICA de Miami abarca dos vecindarios. Y un jardín de esculturas en la parte de atrás del museo se planea en una propiedad en Buena Vista East - un distrito histórico donde los propietarios de viviendas están ahora en contra de los planes del museo.

Las tensiones entre el ICA de Miami y los residentes de Buena Vista East existen desde hace meses. Ambas partes dicen que trabajan hacia una solución amistosa antes de que las conversaciones se vengan abajo, pero sus desacuerdos salieron a relucir la semana pasada, lo que demora potencialmente la construcción y posiblemente complique los planes.

“Es una preocupación”, dijo Braman. “No hay duda de eso”.



El museo se construye por completo con fondos privados, muchos de ellos suministrados por Braman y su esposa, Irma, quien es copresidenta de la junta del museo. Pero para construir una nueva instalación, los dirigentes de ICA Miami necesitan que la ciudad vuelva a zonificar todo el campus y permita la demolición de tres dúplex en la parte de atrás del campus a lo largo de la Calle 42.

Audiencias sobre ambos temas están programadas para esta semana. Pero se aplazó hasta junio un voto sobre la demolición, mientras los miembros de la junta de planificación presionaron para que no se realice hasta julio un voto sobre el cambio de zonificación, a pesar de las objeciones del abogado del museo después que una audiencia del miércoles por la noche se tornara enconada.

“Están colocando un museo en el medio de un vecindario residencial”, dijo la miembro de la junta María Lievano-Cruz, de acuerdo con el blog de bienes raíces The Real Deal, el primero que informó sobre la disputa. “No comprendo cómo la ciudad puede apoyar eso”.

Schiller Jerome, presidente de la Asociación del Vecindario Histórico Buena Vista East, dijo en una entrevista que a su vecindario le gusta la idea del museo y no tendría objeciones si se localiza por completo en el Distrito del Diseño. Pero agregó que está preocupado sobre la altura de 70 pies del edificio y la intrusión del campus en el vecindario.

Jerome también dijo que los vecinos son hipersensibles a la urbanización, dada la proximidad con un área donde los compradores han pagado hasta $1,500 por pie cuadrado de propiedad inmobiliaria. Es por eso que el hablar de cambios de zonificación pone nerviosa a la gente, agregó.

“Nos gusta lo que hace el Distrito del Diseño, pero como propietario, te preocupas cuando ves a personas que compran todo lo que pueden en tu vecindario”, manifestó Jerome.

Sin embargo, Jerome dijo que los dirigentes del museo y activistas del vecindario trabajaron juntos hasta el martes, cuando el museo eligió abruptamente demorar una votación de la junta histórica de la ciudad y se dedicó a buscar un cambio de zonificación sin obtener primero la aprobación para demoler las casas en Buena Vista.

“Hasta el martes por la mañana, pensábamos que teníamos un acuerdo de trabajo. Pero no fue así”, dijo Jerome, quien agregó que los dirigentes del museo nunca se comprometieron por completo a los cambios solicitados por el vecindario.

Sin embargo, Braman dice que el vecindario incumplió un acuerdo previo.

“Hicimos repetidos esfuerzos para trabajar con ellos. Pensamos que teníamos el entendimiento previamente alcanzado en diciembre, pero siempre había más y más demandas”, agregó Braman.

La Comisión de la Ciudad de Miami tiene la palabra final sobre el cambio de zonificación y la demolición de las casas para dar espacio a los jardines si se apela la histórica decisión de la junta. Las excavaciones para el museo se anticipan para diciembre, con una gran inauguración planeada a tiempo para Art Bassel 2016.

Por su parte, Robins dice que no está preocupado.

El urbanizador, que apoya el museo pero no está involucrado más allá de los terrenos donados a finales del año pasado por los Asociados del Distrito del Diseño de Miami, dice que todo funcionará.

“Creo que más personas en el Sur de la Florida, incluyendo la mayoría de los residentes en la asociación de propietarios de Buena Vista, se dan cuenta que el ICA es una de las cosas más importantes que sucede en estos momentos en Miami”, dijo Robins, quien añadió que los propietarios merecen ser oídos. “Estoy seguro que nadie va a dejar que esta oportunidad se nos vaya de las manos. Realmente no creo que esto sea algo difícil”.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Sign up for Daily Newsletters

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide