- Associated Press - Wednesday, May 6, 2015

Tras dos semanas de disputas judiciales, los votantes de Sweetwater finalmente están recibiendo sus boletas ausentes que incluyen tres candidatos a la alcaldía: Deborah Centeno, Douglas Mayorga y el comisionado Orlando López.

Los tres contendientes han prometido traer el cambio y la transparencia gubernamental a una ciudad que se ha mantenido en el ojo del huracán desde el escandaloso arresto por fraude del ex alcalde Manuel “Manny” Maroño, en el 2013. Desde entonces han surgido una serie de casos de presunta corrupción administrativa y policial, y al menos dos agentes han sido arrestados en el último año y medio.

Recientemente el actual alcalde, José M. Díaz, fue descalificado de la contienda para la alcaldía, y dos días después el jefe de la policía Jesús “Jesse” Menocal reveló que planea retirarse.

Ahora los votantes tendrán que decidir quien tomará las riendas de la municipalidad, en las primeras elecciones celebradas desde que Maroño fuera arrestado. Además de la alcaldía, tres puestos a la comisión se encuentran en la boleta, con los titulares buscando la reelección. Los comicios son el 12 de mayo.

Centeno y Mayorga, ambos de origen nicaragüense, no han ocupado un puesto electo anteriormente en Sweetwater. Por su parte López ha sido comisionado por más de una década, y actualmente es el presidente de la comisión.

DEBORAH CENTENO

Antes de que el ex alcalde Maroño fuera arrestado y salieran a la luz una serie de casos de presunta corrupción, Deborah Centeno fue una de las primeras personas que se atrevió a denunciar públicamente lo que consideraba una administración plagada de irregularidades.

Fue así que Centeno se convirtió en la crítica más fuerte del gobierno municipal, cuestionando ante la prensa y los funcionarios de la ciudad lo que muchos consideraban casos de nepotismo, abuso policial y la falta independencia de opiniones entre los miembros de la comisión, cuya mayoría ha ocupado sus cargos por más de tres términos.

Centeno aspiró sin éxito a un puesto en la comisión contra la titular Prisca Barreto en el 2011, y en mayo del 2013, perdió nuevamente frente a la comisionada Isolina Maroño, madre de Manny Maroño. Unos meses más tarde, en agosto del 2013, el alcalde fue arrestado en el ayuntamiento por aceptar sobornos a cambio de utilizar su posición para hacer favores oficiales.

“Muchas veces uno quisiera que el tiempo no te diera la razón”, dijo Centeno, de 55 años, en entrevista con el Nuevo Herald. “Desafortunadamente, los acontecimientos han ido dándonos la razón”.

“Nosotros observábamos ciertos indicios como el nepotismo en la ciudad [varios miembros y allegados de la familia Maroño ocupaban altos puestos en la administración municipal] o cuando los oficiales electos no tienen limites en el término de servicio y se convierte en un club social”, añadió la candidata.

La inmigrante nicaragüense, que llegó al sur de Florida en 1985 con su familia, vive en un área de la ciudad que fue anexada en el 2010. La incorporación del área, que incluye el gigantesco Dolphin Mall, no sólo incrementó significativamente el tamaño y los recursos financieros de Sweetwater, sino que también añadió más de 400 familias a sus vecindarios.

De acuerdo con Centeno, entre las medidas que implementaría en Sweetwater están llevar a cabo pesquisas para determinar si existieron casos de mal manejo de fondos que puedan ser corregidos, y una reforma a la constitución municipal.

“Tengo un plan de trabajo específico que contempla investigaciones y una reforma a la carta constitutiva para poner un límite en los términos de servicio de los oficiales electos. Los funcionarios no deberían ser reelectos eternamente”, dijo.

Pero Centeno también ha sido criticada en Sweetwater, particularmente por los funcionarios que han cuestionado si en verdad ella cuenta con el apoyo del pueblo. Centeno, quien trabaja como defensora de pacientes en el hospital Bascom Palmer Eye Institute, ha reportado unos $10,000 en donaciones de campaña.

DOUGLAS MAYORGA

Douglas Mayorga, quien postuló su candidatura hace cuatro meses, es un nombre desconocido en el ambiente político de Sweetwater. Pero en su opinión, esa podría ser su ventaja en estas elecciones.

“He caminado visitando a las familias de Sweetwater y veo que la gente quiere algo diferente, algo nuevo”, asegura Mayorga, de 56 años de edad. “La gente está cansada de la ineficiencia”.

Al igual que sus oponentes Mayorga promete traer cambios a la administración, pero su propuesta es radical. “Queremos hacer un cambio de la A a la Z”.

Entre sus planes está despedir a la mayoría de los empleados municipales e implementar un sistema electrónico para trámites administrativos; una medida que, según él, disminuiría la burocracia.

Mayorga dijo que también eliminaría las cámaras de los semáforos, que causan un “gasto injusto a las personas más pobres”.

El asunto es personal para Mayorga, cuya licencia de conducir está suspendida por una deuda de unos $4,000 en infracciones de transito.

“Yo no manejo actualmente, yo he estado a pies por más de un año. La deuda empezó por $600 y se ha salido de control por los intereses acumulados”, dijo. “Yo de corazón no puedo pagar los tickets en este momento, yo se y reconozco mi falta y apelo al buen juicio de los ciudadanos, porque muchos han tenido tickets y no los han podido pagar”.

Desde hace 15 años, Mayorga lidera la Cámara de Comercio de las Minorías (Minority Chamber of Commerce), una organización nacional sin fines de lucro con sede en Washington, D.C. También conduce el programa de televisión “Negocios en Miami”, un espacio pagado que se transmite por media hora los domingos a las 8:30 a.m. por Mira TV.

De acuerdo con Mayorga, un grupo de residentes y empresarios locales lo llamó hace unas semanas para pedirle que registrara su candidatura. Su campaña fue la que menos donaciones recibió, con poco más de $1,000 declarados en el reporte mas reciente.

“Yo no creo en llenar la ciudad de carteles, yo he caminado y he escuchado el dolor de la gente”, dijo el candidato quien; sin embargo, insiste en que su campaña es “de silencio”, y no de confrontaciones.

“Quiero convertir a Sweetwater en una ciudad cosmopolita, de adelanto tecnológico, de energía limpia, de arborización y en eso me estoy concentrando”, aseguró.

ORLANDO LÓPEZ

López ha sido comisionado de Sweetwater por los últimos 13 años, y estaba a punto de retirarse de la vida política cuando arrestaron a Maroño.

Pero unos meses después, López anunció que se postularía a la alcaldía en contra de José M. Díaz, quien ocupó el puesto de alcalde tras el arresto de Maroño.

“Habíamos acordado que haríamos una transición tranquila en el gobierno”, dijo López, de 47 años y quien es agente de bienes raices e inversionista. “Pero no fue así”.

Díaz, quien al igual que López ocupó un puesto público por años durante el gobierno de Maroño, empezó a exponer presuntas irregularidades de la antigua administración, y a hablar públicamente sobre investigaciones que llevaba a cabo el FBI y otras agencias en la municipalidad.

“Lo que debimos hacer fue corregir la imagen de la ciudad, no destruir la imagen de la ciudad, pero él [Díaz] no hizo eso”, dijo López.

Pero su negativa a hablar sobre las irregularidades y las investigaciones le ha ganado criticas a López, a quien algunos ven como el candidato que representa el interés de la familia Maroño.

López dijo que esa percepción era errónea.

“Es una imagen que la campaña de Díaz necesitaba presentar, que yo era un maroñista, para así el poder destacarse”, dijo López.

Sin embargo, el candidato asegura que sí se opuso a medidas implementadas durante la pasada administración.

“El comisionado que más votó en contra de las propuestas de Manny [Maroño] fui yo”, aseguró López. “Los demás eran un cuño de aprobación para todo lo que el proponía”.

Por primera vez López dijo a el Nuevo Herald su opinión en cuanto a los casos de remolques injustificados por parte de una única compañía de grúas que operó sin contrato en Sweetwater por años, y que pertenecía a un ex socio de Maroño.

“Cuando Southland empezó a remolcar en la ciudad, yo le dije a Manny [Maroño] que aunque no hubiera nada ilegal, daba la percepción errónea”, dijo López, quien junto a otros funcionarios está implementando por primera vez, en la municipalidad, un contrato para compañías de grúas.

Díaz dijo que desea traer cambios a la administración de Sweetwater, para crear un gobierno más eficiente, principalmente en el Departamento de Policía.

De llegar a la alcaldía, una vez más haría cambios en el alto mando policial, y traería a un jefe de policía de afuera. “Creo que necesitamos a alguien que no haya sido parte del departamento y venga con nuevas perspectivas”, dijo.

La campaña de López ha recolectado más de $100,000, incluyendo varias donaciones de compañías de grúas.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide