- Associated Press - Wednesday, May 6, 2015

Para una ex alcaldesa de Sweetwater, mudarse a Kendall no fue impedimento para mantener sus nexos electorales con la pequeña municipalidad que gobernó durante cinco años. Ni con el comisionado José Guerra.

Gloria Bango, quien fue alcaldesa entre 1994 y 1999, se mudó de Sweetwater en el 2010, pero por años continuó sufragando – y aún figura - como votante registrada en esa ciudad.

Desde el 2010 hasta el 2014 Bango votó en las elecciones generales a través de boletas ausentes que llegaban por correo al 11206 SW 1 Street. De acuerdo con registros de la Oficina del Tasador de la Propiedad de Miami-Dade, Bango ha sido la propietaria de esa vivienda desde 1972, pero desde el 2000 se la ha alquilado al comisionado Guerra y su familia.

Según documentos de la corte a los que el Nuevo Herald tuvo acceso, Bango vendió la propiedad a Guerra y a su esposa el pasado 6 de abril.

Carolina López, vocera del Departamento de Elecciones de Miami-Dade, dijo que es responsabilidad de cada votante actualizar la información de su registro electoral siempre que cambien de dirección. El miércoles por la tarde López refirió las preguntas sobre la legalidad de las acciones de Bango a la Oficina de la Fiscalía Estatal.

De acuerdo con información del sitio en internet de la División de Elecciones de la Florida, por ley una persona solo puede votar en el colegio electoral que corresponde a la dirección donde reside.

Bango confirmó por teléfono el miércoles por la mañana que no ha vivido en esa dirección desde el 2010. Unas horas más tarde el comisionado Guerra le dijo a una reportera de Univisión 23 que Bango siempre ha mantenido un cuarto en la vivienda.

Registros obtenidos por el Nuevo Herald muestran que al menos desde el 2013 Bango cambió la dirección de su licencia de conducir a la 8965 SW 120 Street, en el área de Kendall. El Nuevo Herald tocó a la puerta de esa vivienda el miércoles por la mañana pero nadie contestó.

Unos minutos después Bango dijo por teléfono que se había mudado a la casa de su hijo en el 2010. Luego su hijo dijo por teléfono que ella no haría más comentarios para esta nota.

Guerra, quien está buscando la reelección en las elecciones del próximo 12 de mayo, rehusó hablar con el Nuevo Herald, pero le dijo a una reportera de Univisión 23 que ha rentado la vivienda sobre la SW 1 Street desde el 2000, y que Bango y él son muy buenos amigos.

La vivienda de unos 2,000 pies cuadrados tiene tres cuartos y dos baños, de acuerdo con información de la Oficina del Tasador.

Además de Bango, de 71 años, y Guerra, de 58, otras cuatro personas figuran como votantes registrados en esa dirección: la esposa de José Guerra, Elizabeth P. Guerra, de 50 años, Adrián Manuel Guerra, de 31 años, Rafael Bango, de 36 años, y Erick Raúl Bocanegra, de 29 años.

No está claro cómo es que Bango obtenía las boletas ausentes que llegaban a la dirección en Sweetwater, pero registros obtenidos por el Nuevo Herald muestran que votó por correo en las elecciones generales del 2010, 2012 y 2014.

No está claro por qué Bango no actualizó su registro de votante una vez que dejó de vivir en la propiedad en Sweetwater. Los récords de la Oficina del Tasador muestran que habría recibido una exención tributaria anual (homestead exemption) hasta el año pasado. Es ilegal que el dueño de una propiedad reciba una exención tributaria cuando no es su residencia primaria.

Una vocera del Departamento de Elecciones dijo que esa oficina tratará de determinar la dirección correcta de Bango.

“Vamos a iniciar un procedimiento siguiendo lo que indican las leyes estatales para identificar la dirección actual del elector”, dijo Carolina López.

El investigador privado Joe Carrillo dijo que descubrió la información sobre la discrepancia en la residencia de Guerra mientras indagaba sobre boletas ausentes en Sweetwater, y que le pareció sospechosa.

“Me preguntó yo ¿Cuánta gente puede vivir en esa casa? El señor Guerra tiene una familia, y lo sabemos porque hay varios votantes con el apellido Guerra registrados [en esa dirección]”, dijo Carillo. “Aquí hay algo irregular, y creo que se debe investigar porque huele mal”.

El fotógrafo de el Nuevo Herald Roberto Koltun contribuyó con esta información.

Puede seguir a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide