- Associated Press - Wednesday, May 6, 2015

A alguien se le olvidó decirle a un cierto océano que la temporada de huracanes no comienza hasta dentro de un mes.

El martes, el sur de la Florida amaneció con fuertes lluvias, debido a un caótico sistema que abarca la zona noroeste del Caribe, las Bahamas y la Florida. Los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes le han dado al sistema menos de 40 por ciento de posibilidades para que se organice y se convierta por lo menos en una perturbación ciclónica en tanto se desplaza hacia la costa atlántica en los próximos cinco días. Sin embargo, deja abierta la rara posibilidad de que surja una perturbación ciclónica con nombre semanas antes de que comience oficialmente la temporada el 1ro. de junio.

“A la atmósfera no le importa la fecha si los océanos se encuentran propicios a una perturbación ciclónica”, dijo Jeff Masters, director de meteorología de Weather Underground.

Temperaturas oceánicas más cálidas de lo normal -entre tres y cinco grados por encima de lo normal- ayudan a impulsar la tormenta, dijo Masters. El agua tibia podría combinarse con energía que proviene de aire frío y cálido para crear lo que los meteorólogos llaman un sistema subtropical. Durante la temporada de huracanes este tipo de sistemas de alimentan solamente de agua tibia.

Si la tormenta se fortalece o no depende de dónde avance con más lentitud. Si “se queda en el centro de la corriente del Golfo”, donde el agua es más cálida, entonces podría organizarse, explicó el experto.

El miércoles, está planeado que un avión cazahuracanes investigue el sistema, que podría llamarse Ana si desarrolla vientos sostenidos de 39 millas por hora (mph) o más.

Para el sur de la Florida, el sistema es principalmente una amenaza de aguaceros, aunque los chubascos pueden hacerse más severos el jueves, y se espera que permanezcan lejos de la costa, dijo Chuck Caracozza, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología. Las lluvias también pueden cesar, en tanto el sistema sigue moviéndose con lentitud hacia el norte.

Aunque no es nada nuevo, las perturbaciones ciclónicas antes de temporada son raras, y sólo se han formado 24 perturbaciones ciclónicas o huracanes en mayo desde 1851. En el 2012, Beryl se convirtió en una perturbación ciclónica en Carolina del Norte antes de moverse rumbo al suroeste, donde se fortaleció y pasó por el noreste de la Florida. La tormenta dejó a su paso por lo menos tres muertes en Carolina del Sur y Cuba.

Este año, los pronósticos iniciales predicen otra temporada de huracanes tranquila. El Proyecto de Meteorología Tropical de la Universidad Estatal de Colorado pronosticó siete perturbaciones ciclónicas con nombre, y tres huracanes para el 2015. El análisis señala que habrá un huracán de gran categoría, muy alejado del promedio desde hace 30 años de 12 perturbaciones ciclónicas con nombre y tres huracanes de gran intensidad.

El pronóstico oficial de la NOAA deberá anunciarse el próximo 27 de mayo, dijo Dennis Feltgen, portavoz del Centro Nacional de Huracanes.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide