- Associated Press - Tuesday, September 1, 2015

En abril, un Gran Jurado federal acusó a un guatemalteco de conspirar con otros individuos en seis países de América Latina para transportar de contrabando cocaína a Estados Unidos.

Nery Manfredo Natareno Chacón, de 41 años, fue incluido inicialmente en documentos de la Corte como un fugitivo. Pero el 5 de agosto, el expediente del tribunal lo muestra como detenido. Natareno Chacón fue instruído de cargos dos semanas más tarde y se declaró inocente.

No está claro, a partir de los registros de la Corte, si Chacón fue arrestado en el sur de Florida o si fue extraditado de un país extranjero. Pero un documento indica que Natareno Chacón puede haber viajado por su cuenta al sur de Florida desde Guatemala y luego se entregó a las autoridades en presencia de su abogado.

“Natareno Chacón es un ciudadano guatemalteco y quien reside actualmente en Guatemala”, según un documento firmado por la jueza de distrito en Miami Úrsula Úngaro. “Natareno Chacón ha contratado a un abogado que tiene su bufete en Estados Unidos, en un intento de resolver sus problemas legales en Estados Unidos. Según el abogado, Natareno Chacón desea presentarse y entregarse”.

Ahora Chacón está a la espera de ser enjuiciado en la Corte Federal de Miami. No se ha fijado fecha aun para el juicio.

El caso comenzó en enero del 2013, cuando los investigadores federales se enteraron de que Natareno Chacón presuntamente conspiró con otros en Colombia, Venezuela, Ecuador, Honduras, Guatemala y México para “distribuir” cocaína, que finalmente iba a ser traída de contrabando a Estados Unidos.

Los cargos contra Natareno Chacón son dos. Uno de ellos es una acusación general vinculándolo a una conspiración para distribuir la cocaína en los seis países y en Estados Unidos.

La acusación no identifica a otros presuntos cómplices de Natareno Chacón y no describe qué papel jugó precisamente el acusado en la presunta conspiración.

Pero los expertos que monitorean las tácticas y estrategias de narcotraficantes internacionales afirman que los fardos de cocaína se envían generalmente a Estados Unidos a través de un complejo proceso que comienza en Colombia.

A veces, las embarcaciones que transportan los fardos de cocaína salen de puertos en la costa del Pacífico de Colombia o del Ecuador y luego viajan hacia el norte a Centroamérica o México. Por lo general, se reúnen con una segunda embarcación a donde transfieren los fardos con cocaína. El segundo barco zarpa hacia la costa de América Central o de México. En otras ocasiones , la cocaína es enviada a Venezuela y trasladada en barco o avión a Puerto Rico o las Islas Vírgenes.

Desde hace varios años, las autoridades estadounidenses han atacado las tácticas de los cárteles de drogas de México, Centroamérica y América del Sur, con énfasis en las rutas marítimas que utilizan en el Pacífico, el Caribe y el Atlántico.

El abogado de Natareno Chacón, Alexander Fox, dijo que no podía comentar sobre el caso.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter:

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide