- Associated Press - Sunday, September 20, 2015

Cada día, 20,000 estudiantes no asisten a clase en el condado Miami-Dade. Líderes de la comunidad anunciaron un plan para conseguir que esos estudiantes asistan a clase, aun si eso significa tener que ir de puerta en puerta.

“Vamos a tener que amarrarnos las botas, quitarnos los zapatos de tacón alto y ponernos zapatos cómodos”, dijo la miembro de la junta escolar, Dorothy Bendross-Mindingall. “Vayamos en busca de nuestros niños y jóvenes y traigámoslos a la escuela”.

La asistencia escolar es algo serio. En Miami-Dade, los estudiantes de tercer grado con problemas crónicos de asistencia tienen menos de la mitad de las posibilidades de pasar de grado que sus compañeros de clase que sí asisten, de acuerdo con un análisis de datos de pruebas estandarizadas a nivel de distrito.

“Nos ha sido muy fácil llegar a esta conclusión: si los chicos no están en la escuela, no pueden aprender”, dijo el superintendente escolar Alberto Carvalho.

High schools with the most students missing 21+ days

Miami Central: 22%

Miami Southridge: 22%

Homestead: 22%

Source: Miami-Dade County Public Schools

El distrito escolar está contratando consejeros adicionales, quienes, entre otras cosas, darán atención y seguimiento a los estudiantes con mala asistencia. Eso podrá significar llamadas telefónicas y mensajes de texto a los padres, o hasta visitas a domicilio. La Policía de las Escuelas de Miami-Dade hará además visitas a domicilio como parte de un programa de retención escolar llamado iAttend, el cual es apoyado además por las Ciudades Miami y Hialeah, la Liga Urbana del Gran Miami (Urban League of Greater Miami), Miami City Ballet y otras organizaciones, entre ellas los Dolphins y el Heat de Miami.

Phyllis Jordan, vocera del grupo nacional de activismo La Asistencia Funciona (Attendance Works), dijo que es importante que el distrito escolar no haga ese tipo de visitas con un enfoque punitivo. Castigar a padres y estudiantes ha resultado incluso contraproducente en algunos lugares, afirmó. Por ejemplo, cuando las escuelas de Los Ángeles probaron multar a los muchachos que llegaban tarde a la escuela, los estudiantes simplemente faltaban a clase para que no los multaran.

“Las medidas que tomamos para la asistencia se enfocan demasiado en el castigo”, dijo Jordan. “Nosotros respaldamos firmemente esos métodos positivos. Se puede motivar a los chicos con competencias o concursos”.

Middle schools with the most students missing 21+ days

Homestead: 19%

Brownsville: 18%

Madison: 15%

Source: Miami-Dade County Public Schools

T. Willard Fair, presidente de Urban League of Greater Miami, dijo que su organización trabajará dentro de las escuelas para ofrecer incentivos tales como ofrecer tarjetas de regalo para el supermercado a los estudiantes y familias que se tomen en serio la asistencia. Además, él prometió animar a los negocios locales a que se comprometan a participar cuando vean a chicos que están faltando a clase.

“La comunidad tiene que decir que los chicos tienen que estar en la escuela”, dijo.

A nivel nacional, los estudiantes en los primeros grados son los que más tienden a perder clases, y el problema se agudiza de nuevo en la secundaria. En Miami-Dade, datos estatales muestran que los estudiantes de secundaria tienen más probabilidades de ausentarse a clase.

Las escuelas con la mayor cantidad de estudiantes que pierden la mayor cantidad de clases son todas secundarias. En Miami Central, Miami Southridge y Homestead Senior, alrededor del 22 por ciento de estudiantes perdieron 21 días de clase o más, según cifras de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade. Eso representa casi el 10 por ciento del total del curso escolar.

“Piensen en la falta de potencial educativo. Piensen en la brecha que eso crea”, dijo Carvalho.

Elementary schools with the most students missing 21+ days

Poinciana Park: 15%

Pine Villa: 12%

Tropical: 11%

Source: Miami-Dade County Public Schools

Jordan de Attendance Works dijo que será importante para el distrito escolar averiguar qué pasa en cada una de esas escuelas. La principal razón para el ausentismo no es querer perder clases, de acuerdo con un reciente estudio hecho por Attendance Works. Lo que hace que los chicos pierdan clases tienden a ser problemas de salud, especialmente el asma. En otros casos, el problema es particular del barrio. Jordan dijo que un distrito escolar en Nueva Jersey notó que los estudiantes tendían a no ir a clase cuando llovía, de modo que los líderes escolares repartieron impermeables.

“Y la asistencia mejoró. No puede haber algo más simple”, dijo Jordan.

D’shanti Franklin está en sexto grado en la escuela José de Diego Middle en Wynwood, donde se hizo el anuncio del viernes. José de Diego está entre las 30 escuelas con más problemas de ausentismo. Ella dijo que los estudiantes a veces no van a clase porque el ómnibus se atrasa y los chicos no tienen ganas de esperar.

“Si tu madre tiene que ir a trabajar, tú sabes que tienes que tomar ese ómnibus”, dijo D’shanti, de 11 años. “La vida es muy dura, y uno necesita trabajo, y la educación es el modo de llegar a algo en la vida”.

Siga a @cveiga en Twitter.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide