- Associated Press - Wednesday, September 23, 2015

Enviar dinero a familiares, una de las principales razones por las que los inmigrantes vienen a Estados Unidos, se ha convertido en una gran industria ahora que la economía estadounidense parece recuperarse de la Gran Recesión.

Las remesas enviadas por los extranjeros a sus familias y amigos en sus países de origen en el 2014 aumentaron a cerca de los niveles alcanzados antes de que comenzara la crisis hace ocho años.

De acuerdo con cifras publicadas en febrero por una organización que monitorea las remesas, los inmigrantes de todo el mundo en el 2014 enviaron a América Latina y el Caribe $62,400 millones –la mayor cantidad desde 2009 y sólo $7,000 millones por debajo de los niveles registrados en el 2008.

$62,400 millones, el monto de remesas a América Latina

Sin embargo, el aumento del cuatro por ciento el año pasado marcó el “primer crecimiento significativo” de las remesas desde el 2009, según el informe del grupo Diálogo Interamericano titulado Comportamiento de las remesas a América Latina y el Caribe en 2014. Si bien el informe destaca el crecimiento de los envíos, también señala que el nivel registrado en 2014 todavía estaba por debajo de los $69,000 millones enviados por los inmigrantes a la región en el 2008.

La mayor parte de las remesas a América Latina provienen de Estados Unidos

Aunque el informe es sobre remesas en todo el mundo, la mayoría de los envíos de dinero a la región se estima que provienen de Estados Unidos.

Algunos inmigrantes y activistas que defienden los derechos de los inmigrantes temen que el crecimiento de las remesas pudiera verse amenazado. El republicano favorito en las encuestas, Donald Trump, dice en su plan de inmigración que va a incautar las remesas de los inmigrantes indocumentados mexicanos si México rehúsa pagar por el muro que el magnate quiere construir a lo largo de la frontera. Trump también se ha comprometido a deportar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país.

Si esto ocurriera, las remesas disminuirían considerablemente.

Aunque las amenazas de estas medidas podrían ser difíciles de cumplir, han comenzado a preocupar a los inmigrantes que regularmente envían dinero a su país, especialmente a los mexicanos.

Si Trump gana y deporta a los inmigrantes indocumentados, no va a haber más envíos de dinero a las familias y estas van a sufrir

Daniel Reyes

“Eso sería injusto”, dijo Juana Ramírez, una inmigrante mexicana entrevistada frente al consulado de su país en el distrito financiero de Brickell. “Se haría mucho daño a las familias que dependen del dinero”.

Incluso los inmigrantes de otros países están molestos por las amenazas de Trump.

“Ese hombre no sabe lo que dice”, dijo Mauricio Padilla, nicaragüense que envía dinero para ayudar a sus padres. “Si Trump se diera cuenta de la verdad sobre los inmigrantes, entendería que nosotros, los inmigrantes, somos los que hemos ayudado a construir esta gran nación”.

Varios inmigrantes entrevistados recientemente dijeron que sus familias sufrirían en forma extrema si las remesas se detuvieran.

“El dinero que envío es muy importante para mi familia”, reconoció Richard Hernández, hondureño que envía $300 cada mes a sus padres.

Las remesas también son importantes para la familia de Daniel Reyes, otro hondureño que envía regularmente dinero a su familia.

“Si Trump gana y deporta a los inmigrantes indocumentados, no va a haber más envíos de dinero a las familias y estas van a sufrir”, dijo Reyes.

“Muchos hogares en la región dependen de las remesas, junto con algunas otras fuentes de ingresos, para ayudar a cubrir los gastos relacionados con la alimentación, la vivienda, la educación y la salud”, según un informe de febrero emitido por el Diálogo Interamericano, organización de estudio e investigacion académica sobre América Latina y el Caribe.

“Los $400 que envío cada mes ayudan a mis padres a comprar alimentos y ropa para la familia, así como los libros de texto y materiales para mi hermana menor, que está en la escuela”, dijo Erika Robledo, una joven guatemalteca entrevistada frente a una oficina de remesas de la Western Union en Homestead. “El dinero ayuda a pagar por los gastos de la escuela”.

Las remesas son más importantes que la ayuda extranjera para algunos países de América Latina, según un informe del 2013 del Centro de Investigaciones Pew.

“Las remesas son una mayor fuente de fondos para América Latina que la ayuda externa oficial”, dice el informe. “En 2011, cuando la ayuda externa a los países latinoamericanos de habla hispana totalizó $6,200 millones, el monto de las remesas resultó ser más de ocho veces mayor, $53,100 millones”.

Las remesas a México son las mayores a cualquier país de América Latina. En el 2014 alcanzaron los n $23,600

millones.

Las remesas a Cuba son importantes también y están creciendo. Se espera además un mayor crecimiento, según el informe, a la luz de la restauración de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

“El estímulo económico de esta apertura, así como el incentivo para volver a conectar [con familiares], puede generar el crecimiento de las transferencias de remesas”, dice el informe.

Los autores del informe estiman que este potencial de crecimiento sea significativo porque esperan que el número de cubanos que envían dinero a sus familiares en la isla aumente de 594,000 en el 2014 a por lo menos 702,000 en un futuro cercano. El número de inmigrantes cubanos sigue aumentando principalmente por el flujo de estos a través de la frontera con México.

En base a esta fórmula, el informe dice que los $1,200 millones remitidos a Cuba en el 2014 podrían crecer a $2,400 millones en un futuro próximo.

Muchos inmigrantes cubanos recién llegados han dicho en entrevistas recientes que una de las razones por las que huyeron a Miami es porque quieren trabajar en Estados Unidos y luego enviar dinero a sus familias en la isla.

“En Cuba, es muy duro para salir adelante”, dijo Javier Martínez González, de 39 años, quien llegó en un bote improvisado con otros cinco cubanos el mes pasado a los Cayos de la Florida. “Aquí te pagan bastante por el trabajo, pero en Cuba tu salario no es suficiente. Aquí voy a ser capaz de enviar dinero y ayudar a mi familia”.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter:

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide