- Associated Press - Thursday, September 24, 2015

Una agente de policía de Miami-Dade se entregó el miércoles para enfrentar las alegaciones de que se vengó de su esposo -del que está separada- implicándolo en actividades ilegales para vender zapatos deportivos falsos.

Saintamens Edwards, de 35 años, veterana con ocho años de experiencia en la agencia, fue asignada mientras dura la investigación a labores administrativas en la estación Intracostal ubicada en el noreste de Miami-Dade. Edwards fue acusada de mala conducta oficial, de acoso y de uso ilegal de un medio de comunicación.

Según el informe del arresto que se presentó en la corte, en julio del 2013 Edwards se hizo pasar por la “agente Diane Mich” y llamó a la tienda de zapatos de Miami Beach donde trabajaba su ex esposo, Clyde Edwards. Durante la llamada, le dijo al gerente del establecimiento que Edwards era “objeto de una investigación delictiva” que “afectaba de manera adversa” el negocio de la tienda.

Poco después, el gerente recibió por correo electrónico dos reportes de la policía de Miami-Dade. En los correos se le pedía al gerente, Jose Raij, que no discutiera la pesquisa, ya que estaba activa.

De acuerdo con la orden de arresto, en los reportes se señalaba que Edwards había vendido zapatos falsos a los clientes, entre ellos a uno que compró un par de Nike Air Jordans por $500. Los investigadores creen que Edwards nunca estuvo envuelto en ninguna actividad ilegal en la venta de zapatos.



Raij decidió compartir los reportes con su hijo, que es abogado en Nueva York, quien se percató que en los documentos había “importantes omisiones”. El hijo de Raij trató de ponerse en contacto con los presuntos detectives asignados al caso pero un jefe de archivos de la estación Intracostal no pudo hallar los reportes.

Al final, los supervisores le asignaron el caso a un detective de la Unidad de Asuntos Internos, Heath Genovar, quien confirmó que los informes habían sido falsificados. De igual modo, Genovar concluyó que en el momento en que se enviaron los correos electrónicos, Edwards -que estaba fuera de servicio y vestida de civil- se encontraba en la oficina. “Tengo que mandar un correo”, le dijo a un colega que se extrañó de verla en la estación.

Un análisis forense de su computadora reveló copias de los informes falsificados. Edwards no pudo ser localizado para conocer sus comentarios.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide