- Associated Press - Friday, September 25, 2015

Rogelia Castellón, madre de la conocida presentadora de radio cubanoamericana Nisnoska Pérez Castellón, falleció el jueves en Miami y será enterrada el sábado después de un velorio que estaba programado a comenzar el viernes por la noche. Tenía 89 años de edad.

“Estoy muy orgullosa de haber tenido una madre como ella”, dijo Pérez Castellón en una entrevista por teléfono en la que habló sobre la vida de su madre, que en el exilio se labró una carrera primero como funcionaria del antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) y luego como abogada de inmigración que ayudó a muchos refugiados del Mariel a obtener residencia.

Esposa del coronel Francisco Pérez, que salió de Cuba la noche en que huyó también Fulgencio Batista al triunfo de la revolución de Fidel Castro el 1ro de enero de 1959, Rogelia Castellón vino a Miami meses después junto con otros miembros de la familia que se habían quedado en la isla. Entre estos estaba Ninoska, entonces de ocho años, y su hermana Rogelia.

El velorio de Rogelia Castellón empezará a las 6 p.m. del viernes en la funeraria Maspons en el 3500 de la Calle Ocho en Miami. El sábado a las 1 p.m. habrá una misa en la parroquia de St. Raymond del 3475 de la Calle 17 del suroeste, y luego será el entierro en el cementerio Graceland Memorial Park North del 4420 de la calle Ocho.

Rogelia Castellón era originaria de Camaguey, Cuba. Como esposa de Francisco Pérez, enfrentó muchas presiones del gobierno castrista. Un hermano fue apresado por la fuerzas revolucionarias así como otros miembros de la familia.



Finalmente, unos meses después que su marido huyó de Cuba, Rogelia pudo sacar al resto de la familia.

“Yo bromeaba con ella que ella era una verdadera ‘Marine’ porque no dejó nadie atrás”, recordó Ninoska.

Ya en el exilio, el matrimonio se reunió de nuevo y se reconstituyó la familia. Pero las repercusiones de la revolución en Cuba continuaron afectando a la familia.

Cuando los integrantes de la Brigada de Asalto 2506 invadieron Cuba en 1961, en un fallido intento por derrocar a Fidel Castro, dos jóvenes que Rogelia crió como sus hijos, Humberto Pérez y Francisco Pérez, fueron capturados junto con cientos de otros miembros del grupo. Fueron canjeados luego por alimentos, medicinas y equipo para Cuba.

El esposo de Rogelia y padre de Ninoska, Francisco Pérez, falleció en el exilio en 1976. Uno de los hijos que fue en la invasión, Francisco Pérez, murió hace dos años.

Inicialmente, Rogelia trabajo en una tienda de alimentos pero eventualmente se fijó otros objetivos más ambiciosos. Aprendió inglés y se hizo experta en inmigración, eventualmente yendo a trabajar para el INS y luego fungiendo como abogada de inmigración, según relató Ninoska.

Como abogada de inmigración, recordo Ninoska, su madre ayudó a muchos refugiados del Mariel en la decada de los 80 a conseguir sus papeles de residencia, en momentos en que las autoridades migratorias deliberadamente retardaban esas decisiones en un intento por hacer el proceso dificultoso.

También escribió dos libros, uno sobre la disidente Martha Beatriz Roque en el 2005 y otro, en el 2010, una novela sobre las experiencias de un cubano durante la guerra civil española, recordó Ninoska.

Además de Niinoska, otros sobrevivientes incluyen su otra hija Rogelia Pérez; su sobrina Madelaine Rodríguez; su hijo Humberto Pérez; dos nietas, Sacha Linares y Stefani Mouwad; tres biznietos, Natalia Reyes, Lucia Reyes y Dylan El/Masry.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter:

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide