- Associated Press - Monday, September 28, 2015

A punto de empezar una batalla legal en una Corte de Miami-Dade por el control de América Tevé, Canal 41, un grupo de accionistas acusó al fundador de esa televisora local y a su responsable de soporte tecnológico de hackear varias computadoras asignadas al interventor nombrado por un tribunal para administrar la compañía mientras se resuelve la disputa.

Los accionistas de Caribevision Holdings Inc. acusaron al empresario Omar Romay y al supervisor tecnológico del canal, Simón Bolívar, de manipular de forma remota las computadoras del interventor Pedro Roig y de dos contadoras de su equipo.

“Estaban entrando a las computadoras del interventor [Roig] y podían ver no solo la información que ya estaba grabada sino lo que su equipo de profesionales estaba haciendo en ese mismo momento”, dijo Omar Ortega, abogado de los socios que están demandando a Romay. “Ellos también ingresaron a las computadoras de dos representantes de nuestra compañía”.

Ortega se refiere a los ejecutivos Emilio Braun y Ana María Castilla, quienes la tarde del viernes acudieron a la corte del Condado presidida por la magistrada Mónica Gordo, en el octavo piso de la sede judicial, en el downtown de Miami.

Tras casi tres horas de audiencia, Romay dijo escuetamente a el Nuevo Herald que la acusación de sus socios era una “estupidez”. Por su parte, Bolívar se excusó de ofrecer declaraciones a su salida de la corte.

Sin embargo, durante la audiencia, Bolívar negó en todo momento que hubiera espiado las computadoras asignadas a Roig y a los profesionales que éste llevó para asumir la administración del canal ubicado en Hialeah Gardens.

El abogado Ben Kuehne, quien representa a Romay, dijo que la acusación era una estrategia para dañar la imagen de la empresa. Kuehne calificó a Bolívar como un experto en tecnología que “ha estado haciendo cosas buenas para la compañía” y aseguró que el Canal 41 está sobreviviendo por los esfuerzos y el talento de Romay.

“Esta moción es una pérdida de tiempo”, dijo Kuehne. “Tenemos un juicio que se inicia en dos semanas, y en ese juicio se decidirá si Omar Romay, como todo el mundo ha estado de acuerdo, tiene el derecho de continuar haciendo crecer esta compañía, como lo ha hecho por todos los años que ha existido esta asociación. […] Ellos tienen un caso débil y están buscando otras excusas para causar problemas a la compañía”.

VIDEO: Denuncian hackeo de computadoras del interventor del Canal 41

Socios de América Tevé acusan a fundador de televisora Omar Romay y al encargado de soporte técnico de esa compañía, Simón Bolívar. El abogado de Romay afirma que se trata de una estrategia de sus socios para dañar imagen del canal

En el 2011, los empresarios de Caribevision demandaron a Romay y lo acusaron de malos manejos financieros y de dirigir el consorcio de manera unilateral. La batalla judicial habría escalado ante la subasta que en enero del 2016 realizará la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos del ancho de banda de cuatro televisoras que operan en Puerto Rico y que le pertenecen al consorcio. Se estima que la cotización inicial de estas sería de $130 millones.

De acuerdo con los documentos de la corte, los demandantes habían pedido varias veces el nombramiento de un interventor en base a que Romay tomó decisiones para su propio beneficio y no del consorcio. Según el análisis judicial, Romay implementó tácticas irregulares que le permitieron hacerse del 79 por ciento de las acciones.

Entre esas estrategias, Romay habría otorgado préstamos por unos $5 millones a la corporación pero la deuda era cargada solo a la parte que le pertenecía a Caribevision, según los documentos judiciales.

Por su parte, Roig se disculpó de ofrecer comentarios sobre la acusación del supuesto espionaje a las computadoras que le fueron asignadas a él y a las contadoras de su equipo interventor: Mayda Ortega y Leslie Cortina.

“Prefiero mantenerme neutral y no tomar partido sobre este tema en específico”, dijo Roig a el Nuevo Herald durante un receso de la audiencia. “Mi objetivo es mantener el statu quo y garantizar que la empresa siga funcionando hasta que se resuelva el juicio”.

Robert Guernsey, experto en tecnología e integrante del equipo interventor de Roig, dijo durante la audiencia del viernes que tras investigar el caso comprobó que en los discos duros de las computadoras asignadas al propio Roig y a las contadoras les fue instalado el programa NetSupport Manager, que permite la manipulación de forma remota sin que el usuario lo advierta.

Al ser interrogado por el abogado Ortega, Bolívar rechazó enfáticamente que hubiera utilizado ese programa para espiar al interventor y su equipo. Bolívar sostuvo que instaló el programa para ofrecer apoyo tecnológico en los más de 200 equipos de cómputo del canal, pero precisó que lo hizo solo en unas 13 computadoras, las cuales, según su versión, fueron seleccionadas “al azar”.

Entre las computadoras seleccionadas estaban las que le fueron asignadas a Roig y a las dos contadoras. Pero cuando el 30 de julio, Guernsey llegó al canal, el programa fue borrado de las computadoras. La investigación interna determinó que quien borró todo fue “sbolivar”, el nombre de usuario asignado a Simón Bolívar.

La acusación por hackear las computadoras del Canal 41 seguirá siendo ventilada este martes a la 1 p.m. en la sala de la jueza Gordo.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide