- Associated Press - Tuesday, September 29, 2015

Myriam Jules llevó a su hija a la escuela en la mañana del lunes, y cuando regresó encontró todas sus pertenencias en cajas de cartón y bolsas de basura fuera de su tráiler. Jules estaba desesperada por buscar dentro de la casa móvil para asegurar que todas sus posesiones terrenales habían sido salvadas. Pero unos extraños estaban clavando planchas de plywood en la puerta del frente.

“Yo no pude detenerlos”, dijo Jules, de 36 años. “Yo estaba tratando de entrar. Ellos dijeron que si lo hacía me acusarían ante el Departamento de Policía”.

Durante años, los residentes pobres como Jules del parque de casas móviles de El Portal han vivido a base de segundas oportunidades.

El ruinoso parque de casas móviles ha pasado por cuatro dueños en menos de 10 años. Hubo una bancarrota y dos demandas, la segunda de las cuales fue un intento desesperado por salvar tal vez a 150 familias del desalojo. Un dueño anterior acumuló $8 millones en multas por incumplimiento de los códigos a causa de salideros de aguas negras, montones de basura e instalaciones peligrosas de alambrado eléctrico.

La Villa de El Portal quiere hacer de la propiedad de 15 acres una nueva urbanización de lujo, con townhouses, apartamentos y tiendas. La propietaria del parque, una compañía llamada Wealthy Delight, no ha dicho lo que quiere construir allí, dijo el administrador de la Villa, aunque queda claro que sus planes no incluyen casas móviles con gente pobre y anciana.

Al resto de los residentes del parque se les dio hasta febrero para que se fueran.

“Tengo el corazón destrozado”, dijo Matilde Retana, de 72 años, quien ha vivido en el parque durante los últimos 17. El martes, una camioneta se llevó todas sus pertenencias mientras sus vecinos lloraban y gritaban “justicia” al conductor. Retana sollozaba en silencio en el quicio de un vecino. La Villa del Portal pagará para que Retana pase al menos tres noches en un motel cercano, dijo ella. Pero después de eso, añadió: “Voy a quedar desamparada. Voy a vivir en la calle”.

Howard Kuker, abogado de Miami que representa a la propietaria del parque, Wealthy Delight, dijo que todos los desalojos se han hecho de acuerdo con las leyes locales y estatales, y que a todos los residentes que están siendo desalojados se les ha dado la noticia con suficiente anticipación.

A los residentes con título certificado de propiedad de sus casas móviles se les ha ofrecido el doble de la tarifa de reubicación de $1,375 que exigen las leyes estatales, dijo Kuker.

Myriam Jules fue desalojada de su tráiler el lunes, y encontró al regresar todas sus pertenencias en la acera. Jules admite que ella debe cuatro meses de alquiler a los dueños del parque. Ella pagó $4,000 por el tráiler, dijo, y debía $375 al mes de alquiler por el terreno, lo cual estaba pasando trabajo para pagar porque carece de ingresos. Ella dijo que había ido la semana pasada a pagar lo que debía, pero que la gerente del parque no quiso aceptarle el cheque. “Ella me dijo que ya no están aceptando pagos. Ellos quieren que nos vayamos todos”, dijo Jules.

El administrador de la Villa del Portal Jason Walker dijo que la gerente de la propiedad le dijo que ella no se había negado a aceptar cheques de los residentes que enfrentaban el desalojo. Ella dijo a los residentes que serían sacados de sus casas a más tardar en febrero, pasara lo que pasara, y que no tenía sentido que pagaran sus deudas para perder sus casas de todas maneras. “¿Por qué no usan su dinero para buscarse otro lugar?”, afirma ella que les dijo a los residentes, de acuerdo con Walker.

Jules pasó la noche del lunes en un motel, por cortesía de la Villa del Portal. Ella esperaba pasar allí las noches del martes y el miércoles. Después de eso: “No sé adónde voy a ir”, dijo ella.

Jules dijo que le preocupaban en particular los trabajadores de bienestar infantil del estado. “No quiero perder a mi hija si ellos me encuentran viviendo en la calle”.

Walker, el administrador de la Villa, dijo que la misma estaba haciendo todo lo posible para ayudar a residentes como Jules. La Villa - que es el municipio de menor tamaño de Miami-Dade - está recurriendo a su propio presupuesto para pagar la cuenta de los moteles para los residentes que no tienen dónde ir. Walker ha fijado una llamada en conferencia para la mañana del martes con representantes de la alcaldía del Condado y del Homeless Trust (Fondo de Desamparados) con objeto de buscar fondos de vivienda o reubicación para los inquilinos que están siendo desplazados.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide