- Associated Press - Tuesday, September 29, 2015

Dos ecuatorianos detenidos en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) por no reportar el total de efectivo que traían al país enfrentan ahora un posible juicio en el Tribunal Federal de Miami.

Víctor Elías Galarza Salazar y Moisés Gualberto Torres Vargas están a la espera de la lectura de cargos después de ser encausados el 17 de septiembre en el caso presentado contra ellos por Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

El caso es el más reciente de una serie de arrestos recientes en MIA de personas acusadas de no reportar dinero u objetos de valor que traen del extranjero. Casi todos los meses nuevos casos aparecen en los expedientes de la corte, donde los inspectores federales están a la búsqueda de contrabandistas en efectivo.

El caso fue esbozado en una denuncia penal presentada en la Corte Federal por un agente de HSI. Todo comenzó el 6 de septiembre al mediodía, cuando Salazar y Vargas llegaron al aeropuerto a bordo de un vuelo de American Airlines procedente de Quito, la capital ecuatoriana. Un vocero de HSI dijo que no podía hacer comentarios porque la investigación del caso aún está en curso.

Según la denuncia penal de HSI, Salazar fue enviado a una sala de interrogatorios, porque una alerta del computador mostró que en un viaje anterior el año pasado el viajero había sido multado $1,000 y advertido acerca de no transportar más de $10,000 en efectivo.

“Salázar afirmó que tenía dos maletas, pero no había ningún equipaje en la sala de reclamo de equipaje”, según dice la queja. “Los funcionarios preguntaron a Salazar si viajaba con alguien y Salazar respondió que no, y luego declaró: ‘Oh, espere un momento, mi asistente’ ”.

En este momento, los investigadores preguntaron a Salazar si quería modificar su formulario de aduanas en el que afirmaba que llevaba menos de $10,000 consigo. Salazar respondió que no, que traía entre $6,000 y $7,000, según la denuncia.

Cuando se le preguntó si había entregado dinero a su ayudante, para entonces identificado como Vargas, Salazar negó haberlo hecho.

Los funcionarios de aduana encontraron a Vargas dentro de la terminal y lo llevaron a la sala de interrogatorios, donde admitió que Salazar le había dado $5,000 antes de su llegada, y le dio instrucciones de devolvérselo después de arribar a Miami.

“Vargas admitió antes los funcionarios que se dividieron el dinero con el fin de eludir la obligación de informar sobre dinero transportado que tiene Estados Unidos”, según dice la denuncia penal.

En última instancia, los investigadores encontraron un total de $12,313 divididos entre los dos hombres -$7,292 (Salazar) y ($5,021) Vargas, según la denuncia.

Después de que Salazar fue detenido y se negó a hablar con los funcionarios, se tornó combativo y afirmó que no entendía por qué estaba siendo detenido, según la denuncia.

“Salazar espontáneamente declaró que no entendía cuál era el problema y que no había violado ninguna ley importante”, dice la denuncia.

La lectura de cargos contra los acusados se ha fijado para finales de esta semana en la Corte Federal de Miami.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter:

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide