- Associated Press - Thursday, September 3, 2015

Un antiguo socio de negocios del ex alcalde Manny Maroño fue sentenciado el jueves a casi tres años de prision por pagar miles de dolares en sobornos a auxiliares de la Policía de Miami a cambio de enviar a choferes de vehículos accidentados a talleres de chapistería mediante la cooperación de choferes de grúas.

Robert Muriedas se declaró culpable en mayo como parte de una investigación de corrupción del FBI entre operadores y choferes de grúas, talleres de chapistería y la Policía de Miami.

Los antiguos auxiliares de policía Keri Dixon y Aristides Paulino se declararon culpables de embolsillarse por lo menos $20,000 y $35,000 en sobornos, respectivamente, entre el 2011 y el 2014, según documentos del tribunal. Paulino fue sentenciado a 40 meses de prision y Dixon a 29.

Cuatro choferes de grúas, entre ellos el líder del grupo, Jesús Tello, también se declararon culpables. Tello fue sentenciado el jueves a 32 meses. Otros dos conductores, Reinaldo Martín Cruz y Ronald Alfaro, estuvieron presos 29 meses. El cuarto chofer, Michael Pérez, espera su sentencia en octubre.

“Dado todo lo que se presentó, el juez fue justo y razonable”, dijo el abogado defensor José “Pepe” Herrera, quien representó a Paulino en la audiencia de sentencia el jueves ante la jueza federal de distrito Marcia Cooke.



Los investigadores comenzaron a centrarse el año pasado en Muriedas, quien había adquirido en el 2009 una compañía de grúas llamada Southland de manos Maroño, entonces alcalde de Sweetwater, y era su socio en otros negocios. En un caso no relacionado, Maroño se declaró culpable de recibir sobornos en un caso de un contrato gubernamental en el 2013 y está cumpliendo una sentencia de casi tres años y medio de prisión.

En su negociación de cargos, Muriedas admitió haber pagado miles de dolares en sobornos a los dos auxiliares de la Policía de Miami a cambio de que les refirieran trabajos para su compañía de grúas, que beneficiaron a Southland y a varios talles de chapistería y pintura, según documentos del tribunal.

Muriedas hizo pagos ilegales a través de los cuatro choferes de grúas declarados culpables, incluido Tello, quien trabajaba para Southland, entre otras compañías de grúas “piratas”, y hacía el papel de intermediario.

Los investigadores dicen que las cosas sucedían así: los auxiliares de policía informaban a los operadores piratas de accidentes de tránsito en vez de canalizar esa información a través de los despachadores de la policía, según una declaración jurada del FBI. Los operadores de grúas, a quienes se les asignan referidos de manera rotativa según sus contratos con el gobierno municipal, usaban la información privilegiada para adelantarse a otros operadores en llegar a lugar de los accidentes.

Entonces los operadores piratas -a veces con con los auxiliares Paulino y Dixon presentes- presionaban a los conductores de los vehículos accidentales para que dejaran que los remolcaran a ciertos talleres de chapistería. A su vez, esos talleres aumentaban fraudulentamente el monto de las reclamaciones a los seguros, según la declaración presentada por el agente del FBI Donald Morin. Los talleres entonces compartían parte de las ganancias con los choferes de grúas.

En el tribunal, el fiscal federal adjunto Anthony Lacosta alegó que el cargo de confabulación no sólo abarcaba el robo de dinero, sino que también negaba “servicios honestos” públicos tienen la obligación de ofrecer.

“Paulino y Dixon ofrecieron acceso a información confidencial, acceso a bases de datos policiales, acceso a los lugares de los accidentes e incluyeron información falsa en los reportes policiales para mantener funcionando el sistema”, escribió Lacosta en un documento presentado al tribunal.

“A cambio, los choferes y Muriedas pagaban sobornos directa o indirectamente a funcionarios públicos, ofrecían a los choferes de vehículos accidentados servicios a los que no tenían derecho [y] los llevaban a talleres de chapistería y pintura que pagaban sobornos en efectivo”.

La investigación del FBI se centra ahora en los talleres que hicieron negocio con la compañía de grúas de Muriedas.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2020 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide