- Associated Press - Wednesday, September 30, 2015

Peritos en tecnología empezaron el miércoles a copiar la información de 11 discos duros de al menos siete computadoras del Canal 41/América Tevé ante una denuncia por hackeo interpuesta en una corte de Miami-Dade contra el fundador de esa televisora y su responsable de soporte tecnológico.

El peritaje forma parte de las pesquisas iniciadas ante la acusación de un grupo de socios de Caribevision Holdings Inc. contra el empresario Omar Romay y el supervisor de tecnología del canal, Simón Bolívar, por manipular irregularmente y de forma remota las computadoras del equipo de Pedro Roig, el interventor designado judicialmente para administrar la televisora mientras se resuelve una disputa legal entre los socios.

Otra computadora que habría sido espiada es la de uno de los periodistas de esa televisora, Juan Manuel Cao, de acuerdo con las pesquisas.

“Los peritos están en el proceso de copiado de la información de los discos duros”, dijo Omar Ortega, abogado de los socios que demandan a Romay. “Realizamos una teleconferencia esta tarde, pero recién mañana [jueves] se volverá a tener otra [teleconferencia] para determinar la fecha de una nueva audiencia”.

El peritaje fue acordado la tarde del martes casi al final de una sesión de cinco horas protagonizada en la sala judicial que preside la jueza Mónica Gordo, en la corte civil del downtown de Miami, popularmente conocida como “Cielito lindo”.

El abogado de Romay, Ben Kuehne, dijo que las acusaciones de hackeo buscan distraer la preparación de la defensa legal de su cliente de cara al juicio programado a comenzar el próximo martes 13 de octubre. Los empresarios de Caribevision demandan a Romay por malos manejos financieros y por dirigir el consorcio de manera unilateral.

“La audiencia de hoy [martes] demuestra la estrategia de tratar de dedicar tiempo en temas innecesarios y sin sentido para evitar que el señor Romay pueda prepararse adecuadamente para el juicio”, dijo Kuehne a el Nuevo Herald. “Hoy lo que queda demostrado es que el señor Romay no ha sido implicado en lo absoluto en algo indebido. Al contrario ha hecho todo lo correcto para poder mantener la compañía operando”.

Robert Guernsey, experto tecnológico del equipo que encabeza Roig, dijo durante las audiencias que descubrió que el programa NetSupport Manager, utilizado para tomar control de una computadora sin que lo advierta el usuario, fue instalado en el equipo que el canal le asignó a las contadoras de Roig: Mayda Ortega y Leslie Cortina. Esta última fue interrogada el martes en la corte. Cortina dijo que ella nunca había autorizado a nadie a que le instalara ese programa.

“Bolívar era la única otra persona que podía manipular la computadora”, dijo Cortina a el Nuevo Herald al abandonar la sala judicial. “Allí [en esa computadora, yo] trabajaba en los balances, en los reportes contables”.

La tercera computadora en la que Guernsey ha dicho que descubrió el programa fue en la de Cao, presentador de “El Espejo” en América Tevé. El miércoles, Cao se mostró extrañado por esa versión.

“Estoy sorprendido y prefiero no comentar”, dijo Cao de manera escueta a el Nuevo Herald.

Como peritos designados para la diligencia de copia de los discos duros del miércoles figuran Robert Moody, del equipo del abogado defensor Kuehne; y Guernsey, del equipo interventor que encabeza Roig. Marcell Felipe, otro abogado de Caribevision, dijo que para ese peritaje contrataron a Kroll Investigations, firma con sede en Brickell.

Entre las computadoras a las que se estaban copiando los discos duros figuran las que utilizaban Romay, Bolívar, y el gerente del canal, Marcelo Soldano, como posibles responsables de haber orquestado la operación de hackeo. También aparecen las asignadas a Cortina y Ortega, así como a Cao y a Ana Cristina Castilla, representante de Caribevisión. La computadora que usaba Castilla era una que originalmente le había sido asignada a Roig.

Por la noche los equipos quedaron bajo llave en una sala de conferencias de las instalaciones del Canal 41 en Hialeah Gardens, con sellos firmados por los expertos forenses de Romay y de los demandantes, dijo Felipe.

Bolívar ha dicho que instaló el programa para ofrecer soporte técnico a más de 200 equipos de cómputo del canal. Precisó que llegó a instalar el programa en unas 13 computadoras que, según su versión, escogió “al azar”.

Pero cuando Guernsey llegó al canal el pasado 30 de julio, el programa fue eliminado de las computadoras por un usuario identificado como “sbolivar”, el nombre asignado a Simón Bolívar.

Ese mismo día, Bolívar se retiró del canal a las 6:21 p.m, según imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la televisora y que fueron exhibidas en la corte. Pero poco después de las 7 p.m., cuando Bolívar ya no estaba en el canal, el usuario “sbolivar” ingresó al sistema computarizado de la televisora de manera remota. Bolívar ha negado en todo momento que él haya espiado las computadoras.

“Bolívar asegura que nunca ha intentado ingresar a las computadoras del canal estando él fuera de sus instalaciones”, dijo Ortega. “Pero al ver todas estas pruebas surge una pregunta: O Bolívar miente o alguien más está utilizando su contraseña […] pero él ha dicho que nadie más tiene ese contraseña”.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide