- Associated Press - Saturday, October 4, 2014

Dos hondureños han sido arrestados en la Florida acusados de obtener documentos de identidad estadounidense falsos después de haber comprado ilegalmente actas de nacimiento y tarjetas del Seguro Social que pertenecían a puertorriqueños.

Gerardo Roberto Hernández Reyes fue arrestado el 11 de septiembre en el Condado Martin y Raiza Melissa Sánchez Romero fue arrestada el 10 de junio en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) después de llegar a bordo de un vuelo de American Airlines desde Tegucigalpa.

Los casos, revelados en dos denuncias penales presentadas por separado en el tribunal federal, vienen sólo cuatro años después de que el gobierno en San Juan tomara medidas radicales para frenar lo que entonces se consideraba fraude generalizado con certificados de nacimiento de personas nacidas en Puerto Rico.

En el 2010, todos los nacidos en la isla fueron obligados a reemplazar sus viejos certificados de nacimiento bajo una ley destinada a frustrar la falsificación de documentos. Funcionarios del Departamento de Estado en ese momento dijeron que alrededor del 40 por ciento de los casos de fraude de pasaportes estadounidenses estaban vinculados a la venta ilegal a extranjeros de certificados de nacimiento de Puerto Rico.

Las denuncias penales no dicen si el fraude presuntamente perpetrado por los acusados involucra actas de nacimiento puertorriqueñas antiguas o las nuevas. Pero las tácticas involucradas en los nuevos casos de fraude son las mismas.

En ambos casos, los hondureños pagaron dinero a alguien a cambio de un certificado de nacimiento de Puerto Rico y una tarjeta del Seguro Social.

En el caso de Hernández, la denuncia penal dice que el acusado pagó $2,500 a “un desconocido” para obtener un certificado de nacimiento de Puerto Rico a nombre de Anthony Medina Torres para así poder solicitar una licencia de conducir de la Florida. El caso comenzó el 18 de marzo, cuando las autoridades de inmigración se enteraron de que el acusado había “obtenido a través de fraude” una licencia de conducir haciéndose pasar por Medina.

Los inmigrantes indocumentados no pueden obtener licencias de conducir en la Florida. Como ciudadanos estadounidenses, los puertorriqueños sí pueden solicitar licencias de conducir mediante la presentación de un certificado de nacimiento.

La denuncia dice que los investigadores se dieron cuenta de que Hernández no era Medina porque lograron establecer por separado el paradero del puertorriqueño.

“El 19 de marzo del 2014”, dice la denuncia, “los investigadores confirmaron que el ‘verdadero’ Anthony Medina se encuentra encarcelado en Ponce, Puerto Rico”.

Los investigadores también descubrieron que el 19 de mayo, Hernández – haciéndose pasar por Medina – recibió una licencia de conducir en el Condado Martin.

Hernández fue arrestado el 11 de septiembre y después de que los investigadores le informaron de sus derechos éste “admitió haber comprado un acta de nacimiento de Puerto Rico y una tarjeta del Seguro Social”, todo a nombre de Medina.

El caso de Sánchez empezó el 10 de junio cuando llegó a MIA desde Tegucigalpa. Había abordado el vuelo utilizando un pasaporte estadounidense, de acuerdo con una denuncia penal presentada por un agente especial del servicio de seguridad diplomática del Departamento de Estado. A su llegada, Sánchez se presentó ante un agente de control de pasaportes y le entregó un pasaporte estadounidense a nombre de JCF, dice la denuncia penal.

El agente de control de pasaportes sospechó algo por alguna razón y envió a Sánchez a una sala de interrogatorios.

“La fotografía en el pasaporte era la de la acusada”, dice la demanda, pero los investigadores pronto se enteraron de que ésta no tenía derecho al documento porque no es ciudadana estadounidense.

“La acusada admitió que pagó $1,500 por el certificado de nacimiento de Puerto Rico y la tarjeta del Seguro Social de JCF y que ella usó la partida de nacimiento para obtener el pasaporte de Estados Unidos”, dice la denuncia.

Hernández fue instruido de cargos el 29 de septiembre y se declaró inocente al día siguiente ante el magistrado federal Frank Lynch en Fort Pierce. Su abogado no quiso hacer comentarios.

Sánchez se declaró inocente el 6 de junio, pero un mes más tarde cambió su declaración a culpable. Fue condenada el 16 de septiembre a 5 meses de prisión y tres años de libertad supervisada.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide