- Associated Press - Tuesday, September 30, 2014

El club nocturno de Liberty City donde 15 jóvenes resultaron baleados en medio de la noche durante el fin de semana es un restaurante con licencia legal que sirve alcohol y recibe a los muchachos.

Y aunque la policía ha visitado The Spot en cuatro ocasiones en los últimos seis meses, las llamadas fueron por alarmas de incendios, una disputa doméstica, música muy alta y una pelea entre tres hombres.

En la madrugada del domingo, agentes de la policía y paramédicos se vieron en el medio de un caos. Mientras la música sonaba, hombres armados abrieron fuego, dejando heridos y estupefactos a los fiesteros. Las víctimas tenían entre 12 y 25 años.

The Spot, en la Séptima Avenida, obtuvo su licencia en abril y legalmente puede sentar hasta 50 personas. Pero padres y dirigentes de la ciudad cuestionan por qué el club permite a los jóvenes en un lugar que sirve alcohol hasta las 3 a.m. – estén bebiendo o no.

“No sabemos cómo había tantas personas adentro. Y no hay pruebas de que los menores estuvieran consumiendo alcohol”, dijo Daniel Alfonso, administrador de la Ciudad de Miami.

He aquí lo que saben los funcionarios de la ciudad:

Un enfrentamiento dentro de The Spot, en el 6410 de la Séptima Avenida del NW, se intensificó hasta convertirse en un tiroteo, con un hombre vaciando su arma dentro del club, y otro disparando desde la salida de vehículos en el frente.

Dos hombres hicieron unas tres docenas de disparos durante la balacera, que envió a 15 personas al Hospital Jackson Memorial con heridas de bala, y otro al hospital después de ser golpeado por un auto, de acuerdo con la policía. Nadie resultó muerto a pesar de los disparos dentro del atestado centro nocturno.

Ninguno de los asistentes devolvió los disparos, dijo la policía. Nueve de los 15 han sido dados de alta en el hospital. Tres están en buen estado y uno está en condición crítica, de acuerdo con una portavoz del hospital.

La policía busca un auto blanco. No están seguros del modelo o el año, o los nombres de los que dispararon. La policía no ha dado a conocer los nombres, edades o géneros de las víctimas.

Se cree que la joven de 12 años es la hija de alguien que trabaja en el centro nocturno; y que el asistente en estado crítico, tiene 15 años y es estudiante de la Secundaria Norland de Miami.

“El tiroteo comenzó adentro. Entonces se trasladó hacia afuera y hubo disparos desde el auto”, dijo el lunes el Jefe de la Policía, Manuel Orosa. “Tengo dos preocupaciones: ¿Por qué era un establecimiento que vende alcohol cuando había juveniles ahí a la 1 a.m.? Y la mayoría de los centros nocturnos tienen detectores de metales, ¿por qué éste no?”

Los operadores de The Spot – entre el alto Centro Educacional Carrie Meek y una pequeña tienda de muebles en la parte oeste de la calle más icónica de Liberty City – no se pudieron contactar el lunes para responder a esas preguntas. La policía dijo que el presidente de la compañía, John Stuart, estaba el lunes en el centro nocturno para cooperar mientras los investigadores revisaban los daños.

Los testigos describieron una desbandada después que comenzó el tiroteo justo después de la 1 a.m. de la madrugada del domingo, con personas que salían corriendo hacia la calle por el frente y las puertas traseras, y vehículos de emergencia moviéndose en todas las direcciones. Una mujer que vive a dos cuadras del centro nocturno dijo que encontró un casquillo de bala en su buzón de correo que ella cree provino del tiroteo.

Paramédicos llevaron a siete de las víctimas, cinco hombres y dos mujeres, al Jackson. Otros fueron llevados por autos particulares. Una botella vacía de mezcla para daiquirí se encontraba en una mesa fuera del centro nocturno al lado de una batidora. Un video de supervisión de una tienda de muebles cercana, con la marca de tiempo de la 1:24 a.m., muestra grupos de personas saliendo del centro nocturno mientras vehículos de emergencia llegaban al frente.

Padres y adolescentes que acuden a The Spot dijeron que recientemente éste se ha hecho más orientado hacia los jóvenes, al anunciar visitas de DJs y músicos locales en Facebook y a través de otros medios sociales.

Durante años, The Spot no daba servicio a personas jóvenes. En lo que una vez se conoció como The Caribbean Spot, los asistentes saboreaban el pescado frito, conchas, gandules y col, e incluso participaban en un torneo de billar para toda la ciudad.

El lunes, algunos de los heridos y sus amigos acudieron al Facebook para dejar mensajes en que deseaban mejorías y subir fotos. Una página mostró una foto de una persona que recibió un balazo en la pierna derecha y decía que era una víctima de 20 años de edad a la que se le dio de alta del hospital el domingo. El joven dijo el domingo al Miami Herald antes de dejar el hospital que escuchaba música cuando comenzó la balacera. Agregó que trató de esquivar los balazos, pero no pudo.

Otra foto muestra a un hombre con una banda alrededor de su mano. Una muchacha que dijo que era su novia subió fotos de ella con él en el hospital.

“Nadie sabe cómo se siente recibir una llamada que te dice que tu novio recibió un disparo”, dijo la muchacha, quien se identificó como Lowkeyy Nishaa. “No sabía qué hacer sino gritar, enloquecerme y desear abrazarlo”.

La redactora del Miami Herald Carli Teproff contribuyó a este reportaje.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide