- Associated Press - Monday, April 20, 2015

En la contienda para decidir quien continúa liderando la Ciudad de Sweetwater existe un notable protagonista: el dinero.

A menos de un mes de los comicios del 12 de mayo, los diez candidatos a puestos para la alcaldía y la Comisión han recaudado poco más de un cuarto de millón de dólares combinados, convirtiendo estas elecciones en una de las más caras en la historia de la pequeña municipalidad.

“En la última elección para alcalde, entre los dos candidatos no llegaban a los $80,000 [en donaciones de campaña]”, dijo el comisionado Orlando López, quien aspira a la alcaldía y cuya campaña reportó unos $115,000 en fondos – $50,000 de los cuales provienen de su propio bolsillo.

“Esto muestra que mi compromiso es serio”, aseguró López sobre su aporte a la campaña.

Entre los contribuyentes de campañas más notables se encuentran grupos de intereses especiales como compañías urbanistas – cuyas donaciones favorecen al alcalde José M. Díaz, quien busca ser electo a la alcaldía, y empresas de remolque – que han donado mayoritariamente a López.

Ambos candidatos insisten en que sus donantes de campaña favorecen la buena gestión que ellos han llevado a cabo en sus puestos públicos. Aun así las donaciones son entregadas en el medio de un auge de construcción en la ciudad, y de la próxima licitación para compañías de grúas que obtendrá el contrato municipal.

“[Las compañías urbanistas] han visto que hay seriedad en la nueva administración, y esta situación ha motivado a los hombres de negocios, inversionistas e instituciones que rodena nuestra ciudad a depositar su confianza en nuestro estilo de gobierno”, dijo Díaz, cuya campaña ha recibido más de $86,000, además de los beneficios de una organización de comunicación para las elecciones (ECO) y de al menos un comité de acción política (PAC).

López, por su parte, opinó que las compañías relacionadas con la industria de la construcción están velando por sus propios intereses al donar a las campañas.

“Quieren que la ciudad remueva cielo y tierra para acomodar a los urbanistas”, dijo López.

Sweetwater ha experimentado un incremento en las construcciones de torres para viviendas estudiantiles y proyectos hoteleros cerca del Dolphin Mall. Pero López destacó que en el ultimo año la ciudad ya ha tenido que lidiar con las consecuencias de hacer excepciones para los desarrolladores urbanos, como los problemas de estacionamientos alrededor del edifico de viviendas para estudiantes de FIU, 109 Tower.

En el 2012 Sweetwater permitió que la torre 109 Tower fuera construida sin requerir la cantidad necesaria de estacionamientos, lo que ha creado un caos entre los vecinos del área y los estudiantes que no encuentran espacios para aparcar sus vehículos.

Por su parte López ha recibido el apoyo de compañías de remolques, una industria con un pasado polémico en la Ciudad de Sweetwater.

Tras el arresto del ex alcalde Manuel “Manny” Maroño por corrupción pública, salieron a la luz una serie de escándalos que involucraban a la compañía de grúas Southland the Towing Company, que habría manejado un monopolio en la ciudad por años.

Southland habría participado en una operación fraudulenta que consistía en remolcar los autos de personas que eran arrestadas en la municipalidad, aunque los vehículos no estuvieran relacionados con los presuntos delitos. Maroño, cuya madre Isolina Maroño es una comisionada de Sweetwater y apoya la campaña de López, estaba vinculado a la compañía de grúas, de acuerdo con información documentada en investigaciones de el Nuevo Herald.

López asegura que recibe el apoyo de propietarios de compañías de remolque – entre ellos el nuevo dueño de Southland – porque él ayudó a detener los monopolios de las compañías de grúas en la municipalidad.

En las próximas semanas Sweetwater presentará por primera vez una licitación para elegir a dos compañías de grúas que brindarán servicios a la ciudad. Luego de que la municipalidad prescindiera de los servicios de Southland, que se encontraba bajo investigación del FBI, la administración de Díaz permitió que una nueva empresa, AAA Towing, mantuviera el monopolio.

“Esto [una licitación] es lo que las compañías de grúas han pedido por años”, dijo López.

Sin embargo, el alcalde Díaz, quien fue nombrado a su puesto tras el arresto de Maroño, opinó que las empresas de grúas estarían apoyando a López en represalia.

“Mi administración ha reducido en un 96 por ciento los remolques en esta ciudad”, dijo Díaz. “Este tipo de negocios se presta a prácticas ilegales que ocurrieron durante la pasada administración, entonces [los dueños de compañías de grúas] están molestos porque ya no pueden continuar con esas prácticas de negocios ilícitos, y de realizar remolques sin importar si son legales o ilegales”.

En contraste con las decenas de miles de dólares en fondos de las campañas de López y Díaz, sus contrincantes, los nicaragüenses Deborah Centeno y Douglas Mayorga, apenas han colectado poco más de $10,000 entre ambos. Mayorga, quien entró a la contienda unos meses después de sus opositores, ha colectado apenas unos $950. Ambos candidatos han recibido aportes de residentes particulares y de pequeñas empresas.

En los reportes de campaña de abril, los candidatos a puestos en la Comisión reportaron:

Saúl Díaz: $8,700, y su contrincante Manuel Duasso (titular): $14,000. Prisca Barreto (titular): $14,100 y su oponente Elsa Thompson: $6,500. José Guerra (titular): $4,850, mientras que su adversaria, Idania Llanio ha recibido $8,900.

Puede seguir a Brenda Medina y a Rebeca Piccardo en Twitter: @BrendaMedinar y @rpicc002

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide