- Associated Press - Wednesday, April 22, 2015

La semana pasada, durante 14 segundos, una de las mujeres de más alto rango en el Departamento de Policía de Miami (MPD) se mantuvo en atención, los brazos a los costados, mientras los otros cuatro oficiales superiores de la Ciudad se cubrían el corazón en el Juramento a la Bandera.

La vicejefa de policía de Miami Anita Najiy hizo lo que tenía que hacer según el Código Militar de Estados Unidos, según directivos del departamento policial.

No obstante, ella está recibiendo duras críticas del presidente del sindicato policial de la Ciudad, quien rara vez se pierde una oportunidad de hablar mal de la administración y aún más raramente se pierde un chance de expresar su patriotismo.

El presidente de la Orden Fraternal de Policía (FOP) Javier Ortiz quiere que se haga una reprimenda a Najiy por no saludar la bandera ni cubrirse el corazón durante el Juramento a la bandera.

“Ya que está claro que ella no tiene respeto alguno por la bandera o por Estados Unidos, a nombre de la Orden Fraternal de Policía, estoy solicitando que la vice jefa Najiy sea depuesta de su cargo de comandante de la Guardia de Honor del MPD”, dijo Ortiz el lunes en carta al jefe de policía Rodolfo Llanes.

Eso es poco probable. Aunque el código de conducta permite una reprimenda si un agente no saluda la bandera, no menciona que haya que cubrirse el corazón durante el Juramento a la Bandera. Y ni uno de los miembros del personal de mando que estaban de pie junto a Najiy la semana pasada saludó la bandera durante la ceremonia.

El mayor de la policía Delrish Moss mostró una sección del código de conducta para el personal militar estadounidense, que según él está por encima del código policial. La misma reza: “Cuando se está en uniforme de puertas adentro, póngase en atención, manténgase en silencio y dé frente a la bandera”.

“Eso es exactamente lo que ella hizo”, dijo Moss. “La Guardia de Honor se atiene al código militar de EEUU. Ella estaba siguiendo el código militar. Eso no tiene nada que ver con creencias personales”.

Najiy no respondió el martes a una solicitud de entrevista. Tampoco lo hizo Ortiz, quien sacó un video de 23 segundos mostrando a Najiy en atención durante la ceremonia de la semana pasada y lo lanzó a la biosfera de los medios sociales.

Aunque nadie en el departamento de policía quiso hablar directamente de los temas subyacentes, Ortiz hizo referencia a los mismos en una carta a la oficialidad de FOP.

“Si ella no es leal a los Estados Unidos de América, ¿a qué país le es leal ella, y a cuál le muestra lealtad?”, preguntó.

Varios comentarios en la página de Facebook de Ortiz y chats policiales hacen referencia a las creencias religiosas de Najiy. Moss dijo que la religión no tuvo nada que ver con su decisión de no saludar la bandera.

El código de conducta para agentes de la policía expresa claramente que un agente de uniforme, a menos que estén de servicio, “darán el frente a la bandera cuando se aproxime y harán un saludo militar como es debido. Los miembros que esten vestidos de civil se mantendrán en posición de atención, con la mano derecha sobre el lado izquierdo del pecho”.

El asunto salió a la luz la semana pasada durante una ceremonia de ascenso en el Colegio Policial del departamento, en el cual siete agentes fueron añadidos al rango superior del mismo. En el evento participó la Guardia de Honor de la Ciudad, la cual es supervisada por Najiy.

Ortiz, sentado cerca de primera fila durante la ceremonia de una hora de duración, mostró un video de 23 segundos en el cual se ve a Llanes, al administrador de la Ciudad Daniel Alfonso, el vice jefe Luis Cabrera y el vice jefe Jorge Gómez de pie junto a Najiy, y todos, menos ella, con la mano en el corazón.

Ninguno de ellos saludó la bandera durante la procesión de la Guardia de Honor. Ortiz publicó el video en su página de Facebook y lo envió en correos electrónicos en masa.

El ascenso de Najiy un año atrás a vice jefa fue saludado como “uno de los días más memorables en la historia del departamento de policía” por el jefe de entonces, Manuel Orosa, quien la ascendió.

Najiy es una veterana de 32 años en el departamento, graduada en ciencias en Justicia Criminal y con una maestría en Asuntos de Seguridad Nacional. Ha trabajado en la oficina del jefe, haciendo patrulla y en operaciones de campo. Fue la jefa del Equipo de Mejoramiento del Barrio de Overtown.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide