- Associated Press - Thursday, February 19, 2015

El abogado que representa a la familia de Lavall Hall, el hombre de 25 años a quien la policía le dio muerte el pasado domingo en Miami Gardens, le escribió una carta al comisionado del Departamento de Policía de la Florida (FDLE) el miércoles, donde le pedía se llevara a cabo una pesquisa independiente sobre la muerte a tiros de Hall a manos de un agente de la policía de Miami Gardens.

La nota de tres párrafos que escribió Glen Goldberg, abogado de la familia, le solicita a Rick Swearingen que “de inmediato nombre a un fiscal especial y a un investigador independiente para obtener información adicionales y más hechos relacionados con este trágico incidente”.

Copias de la carta se enviaron también a la fiscal estatal de Miami-Dade Katherine Fernández Rundle, a la procuradora de la Florida Pam Bondi y a Eric Holder, procurador general de Estados Unidos.

No es probable que la demanda avance ya que la ciudad tiene comenzada una investigación, dijo Stephen Johnson jefe de la policía de Miami Gardens. La ciudad, al igual que otras agencias del Condado Miami-Dade, conduce sus propias investigaciones en incidentes similares, luego le pasa la información a la Fiscalía Estatal que es, a fin de cuentas, quien decide si hubo mala conducta por parte de la policía.

“Nosotros, al igual que la mayoría de las agencias, estamos considerando buscar la ayuda del FDLE. Pero en este caso no es aplicable. Desafortunadamente la pesquisa ya está en camino”, dijo Johnson al hablar de la investigación.

En meses recientes, las dos agencias de policía más grandes del condado, Miami y Miami-Dade, llegaron a acuerdos con el FDLE para investigar incidentes semejantes. Estas decisiones se tomaron en parte tras las revueltas civiles que provocaron las muertes a manos de policías de Michael Brown en Ferguson, Missouri, y de Eric Garner en Staten Island, Nueva York.

Catherine Daniels, madre de Hall, llamó al 911 a las 5 a.m. del domingo diciendo que encontró a su hijo fuera de la casa y que se asustó cuando él le fue encima con un palo de escoba. Solamente una semana antes, la propia policía ayudó a llevarlo a una sala de pacientes mentales de un hospital del área. Llena de miedo, Daniels se encerró en la casa. El jefe Johnson describió la llamada de la mujer como “frenética”.

Los agentes de la policía de Miami Gardens Peter Ehrlich y Eddo Trimino respondieron a la llamada y le dispararon a Hall con sus pistolas Taser después que él los golpeó con el extremo de metal de un palo de escoba. Las Taser, sin embargo, no tuvieron ningún efecto. Después los dos persiguieron a Hall por alrededor de una cuadra antes que éste se volviera y los volvió a atacar. Tremino se vio obligado a dispararle con su arma y lo hizo cinco veces.

Los dos agentes debieron ser atendidos en el hospital.

El martes, Johnson dijo inicialmente que pensaba discutir la llamada que hizo Daniels al 911 y el video tomado por la cámara de uno de los autos patrulleros, sin embargo, a medida que avanzó el día, cambió de parecer. Más tarde, discutió el caso con los reporteros y defendió las acciones de sus agentes, diciendo: “Ambos hicieron lo mejor que pudieron”.

Johnson dijo que Trimino disparó su arma también en el 2013 después que se vio obligado a responder el fuego de un sospechoso de asesinato. En la refriega, el hombre resultó muerto. La información sobre ese incidente no se ha hecho pública.

El miércoles, Goldberg presionó a la policía de Miami Gardens para que diera a conocer el audio y el video del incidente. En su bufete de Brickell, Goldberg tenía a varios miembros de la familia de Hall, entre ellos Aariyah, la hija de Hall de ocho años, y la madre de la niña, Melissa Edwards.

La madre de Hall y el primo, Walter Pinkis, que desde el incidente ha asumido el papel de portavoz de la familia, también estaban en la oficina. Igualmente estaba Eric Pettus, de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP).

Con Aariyah en los brazos, Edwards preguntó: “¿Saben qué se siente cuando un hijo llora y dice que nunca más volverá a ver a su papá? ¿Por qué tuvieron que matarlo?”.

Localizado después de la reunión, Johnson dijo que las leyes estatales le prohíben dar a conocer el video ni la grabación de audio, toda vez pudieran ser evidencia en una pesquisa por una posible mala conducta policial.

Entretanto, el pastor Eric Readon de la iglesia bautista de Miami Garden New Beginnings Missionary, celebró una vigilia de oraciones el miércoles dentro de la iglesia y pidió que se respete la paz.

“Ya es hora de que la comunidad se una porque las cosas están escapándose de las manos”, dijo Readon. “Queremos menos violencia, no asesinatos, menos crímenes y que paren de una vez las muertes sin sentido”.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide