- Associated Press - Tuesday, January 13, 2015

Cuatro centroamericanos serán instruidos de cargos a finales de este mes en un tribunal federal de Miami después de ser detenidos cerca de Jamaica en una lancha rápida que transportaba fardos llenos de marihuana con un valor de $3.4 millones.

Dos nicaragüenses y dos costarricenses fueron detenidos a bordo de la lancha rápida después que un avión de vigilancia avistara la embarcación a unas 75 millas al suroeste de Negril Point, Jamaica, el día de Nochebuena.

El caso es el más reciente que involucra a una embarcación detenida en alta mar por presunto tráfico de drogas, cuyos tripulantes son arrestados y después transportados a Miami para ser juzgados. A mediados de diciembre una lancha rápida fue interceptada cerca de Panamá en el Océano Pacífico y sus tripulantes fueron detenidos y trasladados luego a Miami.

Decenas de casos similares han sido presentados ??en los tribunales federales del sur de la Florida como resultado del aumento de patrullaje en el Atlántico, el Caribe y el Pacífico, en un intento por desarticular las rutas del narcotráfico.

Prácticamente cada semana, los expedientes judiciales incluyen uno o dos casos de ?detenidos que viajaban en embarcaciones que transportaban cocaína o marihuana en alta mar. Mientras que las autoridades sospechan que la mayor parte de los cargamentos de droga tienen como destino los Estados Unidos, muchos de los tripulantes que han sido detenidos dicen que su destino era otro país – por lo general la República Dominicana, Jamaica, Honduras o México. Las autoridades, sin embargo, insisten que esos países a menudo sirven como puntos de transbordo para enviar los cargamentos en última instancia a los Estados Unidos.

El incidente cerca de Jamaica salió a la luz la víspera de Año Nuevo, cuando miembros de la tripulación del escampavías Paul Clark descargaron fardos que contenían 4,100 libras de marihuana en la base de la Guardia Costera en Miami Beach.

La forma cómo se descubrió el cargamento fue explicada más tarde en una denuncia penal presentada ante el tribunal federal de Miami por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

Fue precisamente el 24 de diciembre, la víspera de Navidad, cuando un avión de vigilancia avistó la lancha rápida de 30 pies de eslora a unas 75 millas al suroeste de Negril Point, Jamaica, y alertó de inmediato al escampavías Paul Clark que se encontraba cerca, dice la denuncia penal.

El Paul Clark entonces envió una partida de abordaje para interceptar la lancha rápida. El equipo de abordaje descubrió que había paquetes y bidones de combustible en la cubierta de la embarcación, dice la denuncia penal.

Posteriormente, un nicaragüense identificado como Dorian Benito Gosden Walton dijo al grupo de abordaje que él era el capitán. Sus tres tripulantes fueron más tarde identificados como Pedro Pablo García Montiel de Nicaragua y los costarricenses Michael Velázquez y Jeffrey Gerardo Dávila Reyes. Durante un registro de la embarcación, el grupo de abordaje contó 104 fardos que contenían marihuana.

Mientras tanto, en un caso similar, tres colombianos fueron detenidos el 12 de diciembre a bordo de una lancha rápida en el Océano Pacífico a unas 62 millas al sureste de la península de Azuero en Panamá.

La embarcación rápida fue avistada por un avión de vigilancia que luego alertó al barco de guerra Gary de la Armada estadounidense. El Gary despachó un helicóptero para perseguir a la lancha rápida. Cuando el helicóptero se acercó a esta, sus tripulantes vieron como los ocupantes de la embarcación arrojaban paquetes por la borda.

Los tripulantes del helicóptero ordenaron a la lancha rápida, a través de la radio, a tenerse, pero esta trató de darse a la fuga. Un miembro de la tripulación del helicóptero entonces hizo disparos de advertencia, pero el bote siguió su marcha. A continuación, el ttripulante armado deshabilitó el motor de la lancha rápida con tiros de precisión y esta finalmente se detuvo.

El Gary luego envió un equipo de abordaje. Los tres tripulantes de la lancha rápida, la Nina Chailot, dijeron ser colombianos. Fueron identificados en la denuncia penal como Melki Obregón Campaz , Néstor Salas Castro y Herminio Perlaza Reina.

Mientras tanto, otros tripulantes del Gary lograron recuperar 76 paquetes ??arrojados por la borda, que resultaron contener cocaína. Posteriormente, los 76 paquetes y los detenidos fueron trasladados al escampavías Legare de la Guardia Costera que atracó en Cayo Hueso el 18 de diciembre.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide