- Associated Press - Friday, July 10, 2015

Un grupo de médicos cubanos se reunieron el viernes en Hialeah, en la sede de Solidaridad Sin Fronteras (SSF), para protestar que la Comisión de Educación para Médicos Extranjeros Graduados (ECFMG) ha paralizado las certificaciones de los galenos de la isla.

Julio César Alfonso, presidente de SSF, una organización sin fines de lucro que ayuda a los profesionales de la salud recién llegados, dijo que “esto es una maniobra para quitar el programa de visas especiales para médicos cubanos”, en referencia al Cuban Medical Professional Parole Program (CMPPP). El programa está diseñado para ayudar a emigrar a Estados Unidos a los profesionales de la salud que el gobierno cubano envía a otros países en “misiones” de colaboración.

Alfonso alega que “son enviados a trabajar como esclavos en otros países.”

“Este programa es una puntilla para los Castro porque les sabotea una fuente de ingresos importante al país”, dijo. Se calcula que Cuba ingresa alrededor de $8,000 millones en exportación de servicios médicos.

El médico y activista aseguró que la situación de los médicos cubanos “va a seguir siendo la misma y van a seguir escapando de las misiones”, pero que “en vez de entrar al país de manera organizada como se hace ahora a través del programa, lo harán ilegalmente”.



María Virginia Gómez, una cardióloga cubana de 50 años que abandonó su misión en África para acogerse al programa de visas, opinó que “era mucha coincidencia” que el día 2 de julio el Presidente Obama anunciara la apertura de las embajadas en Cuba y Estados Unidos, y ese mismo día el ECFMG publicara en su sitio de Internet que necesita una licencia del Departamento del Tesoro para procesar y verificar las credenciales de los médicos de Cuba, Crimea y Sudán.

Mientras tanto, cientos de aspirantes a validar sus títulos y pasar los tres exámenes requeridos para obtener la Licencia Médica de Estados Unidos (USMLE)-que les permitiría ejercer la medicina en el país-, han quedado en un limbo.

“Tengo la esperanza de que esto se va a resolver, porque este es un país donde hay democracia y las decisiones no se toman por decreto”, dijo Gómez.

Eard Gelis es un doctor habanero de 30 años que se acogió al programa de parole para los médicos en el 2011 y abandonó una misión en Venezuela para emigrar a EEUU. Ya aprobó el primero de los exámenes de reválida y aunque pagó para tomar el segundo a fines de mes, aún no le han confirmado la cita.

Gerdis, quien no tiene familia en Estados Unidos, dijo que consideraría irse a otro país si el ECFMG no reanuda las certificaciones de médicos cubanos.

“Me siento frustrado”, dijo Gerdis, quien estudia para revalidar su título mientras trabaja en el aeropuerto de Miami realizando labores que nada tienen que ver con su profesión.

La representante Ileana Ros-Lehtinen lamentó en un comunicado no sorprenderse porque los médicos que querían “desertar” en otros países y aquellos que querían revalidar sus títulos, estaban “teniendo dificultades para hacerlo bajo la administración de Obama”.

Según la congresista cubanoamericana, desde el anuncio del 17 de diciembre sobre la restauración de relaciones diplomáticas, “el régimen de Castro sólo ha buscado la manera de bloquear aquellos que desean huir de sus formas opresivas” mientras “el gobierno de Obama ha otorgado todas las concesiones que puede”.

“No sería ilógico pensar que la administración está de nuevo doblegándose a otra demanda irracional de los opresores más notorios del Caribe”, subrayó.

La reportera Nora Gámez Torres contribuyó a esta historia

—-

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2021 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide