- Associated Press - Sunday, September 13, 2015

El papa Francisco se dirigirá al Congreso federal el 24 de septiembre, y de repente los legisladores, con sus notoriamente bajos índices de aprobación, son populares entre los seguidores del pontífice que quieren un boleto para asistir al acto.

Cada miembro de la Cámara de Representantes y el Senado federales puede invitar a una sola persona para que esté dentro del pleno para escuchar la alocución del Papa. Para algunos políticos, es una opción fácil: los senadores floridanos Bill Nelson, demócrata, y Marco Rubio, republicano, y el representante Carlos Curbelo, republicano por Miami, llevarán a sus esposas, informan sus despachos.

Pero otros han escogido a personas fuera de la familia.

El representante Alcee Hastings, demócrata por Delray Beach, invitó al arzobispo de Miami, Thomas Wenski, quien dijo que aceptó a la brevedad. Wenski planea viajar a las tres ciudades que visitará el papa Francisco: Washington DC, Nueva York y Filadelfia.

El representante Mario Diaz-Balart, republicano por Miami, invitó a Ed Morton, vecino del Condado Collier y católico devoto y miembro de la Junta de Regentes de la Florida.



Por su parte, la representante Debbie Wasserman Schultz, de Weston, llevará a su amiga, la ex representante Gabrielle Giffords, de Arizona.

“Gabby está muy entusiasmada de presenciar la alocución de la persona más popular del mundo ante el Congreso federal, un foro con poder real para mejorar la vida de las familias en todo nuestros gran país”, dijo Mark Prentice, portavoz de Giffords. “Para los católicos y no católicos, los que hablan español y los que no, será un momento inolvidable en la historia de nuestra nación”.

Los despachos de varios legisladores no respondieron a preguntas del Miami Herald sobre quiénes son sus invitados. Un portavoz del representante Patrick Murphy, demócrata por Jupiter, dijo que todavía no estaba seguro.

¿Cómo escogen los legisladores a sus afortunados invitados?

La representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Miami, invitó a la primera persona que se lo pidió.

“Anthony Travieso, un joven del personal de mi oficina en Washington, fue la primera persona en pedirme un boleto, y porque es un orgulloso graduado de la secundaria Christopher Columbus en mi distrito y un católico devoto, le di la invitación”, dijo la representante en un comunicado.

Pero también hubo solicitudes para ver al Papa en otros lugares: Ros-Lehtinen dijo que cada legislador recibió 52 boletos adicionales -50 para entrar al jardín oeste del National National durante el discurso de Francisco, uno para la terraza baja oeste del Capitolio y otro para ver una transmisión directa de televisión desde el edificio de oficinas Cannon House en Washington.

“Me siento como si estuviera revendiendo boletos para un concierto de Taylor Swift”, dijo Ros-Lehtinen. “Son boletos muy buscados”.

—-

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2021 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide