The Washington Times - August 13, 2008, 06:01PM

By Francisco Collazo

En preparacion para las Fiestas de Toros o “Corralejas,” se reunen un sin fin de vendedores ambulantes, que como el circo viajan de pueb lo en pueb lo en busca de una oportunidad para vender sus product os. La diversidad de product os y vendedores son tan variados como la fauna y el folklor colombiano y en especial los vendedores en Mompox, un pueb lo localizado a 175 km de Cartagena a la orilla del rio Magdalena.

La fiesta y preparacion aunque no oficial todavia empiezan temprano o por lo menos asi parece: la Cumbia domina el ambiente compitiendo con el ruidos de los “pela-os” (que es como se le llaman a los ninos), las motos-taxis, los crujidos de los cerdos llevados en “bici” (como se le llama a la bicicleta), los juegos de domino, y alto-parlantes que anuncian o ofrecen una variedad infinita de productos y sonidos de carretas movidas por diferentes animales o por fuerza humana.

Es alli donde dos miembros de la familia Gonzalez tienen sus carros tiendas o sus nuevos “Toyotas” como el mas joven de ellos se refirio a la suya. Sus historias son tan fascinantes, duras y conmovedoras como la gente de este pueb lo.


A Columbian Hat Vendor (Photo courtesy By Francisco Collazo
SEE RELATED:


Emiro Javier Gonzalez—como le llaman carinosamente— es hijo de Emiro Rafael, tambien vendedor de sombreros, y quizas el mas joven de los vendedores. Sus dias laborables son largos; comienzan al levantar el sol y no terminan hasta que oscurece, es decir mas de 12 horas diarias. Su carrito esta bien surtido con sombrero de todo tipo, r ruanas (ponch os tipicos), sueteres, camisetas, y otros articulos para damas, caballeros y nino.

Emirito es solo 21 anos; fue taxista de motos por dos anos antes de unirse a su padre y a su tio, Benjamin Mendez, que tambien se encuentra alli con su carreta ambulante. Segun me cuenta Emirito salio de la escuela hace dos anos donde termino graduandose como Bachiller o grado 11. El cuenta que todavia vive con su familia “donde todos son varones.” Seis en total. Su hermano quiere pasar una escuela para ser policia y el costo es de 50 millones de pesos ($500.00 USD) por semestre, lo que equivale a una suma considerable cuando el salario de esta zona es de alrededor de 300,00 pesos o ($175.00 USD) por mes. En un esfuerzo para ayudar a su familia el piensa que todos deben ayudar a su hermano primero y despues a el que en el futuro quisiera estudiar medicina veterinaria, la cual cada semestre le costara alrededor  de 800 millones ($740.00 USD) por los cinco anos que toma esta carrera.

De su experiencias como moto-taxista me cuenta que esa profesion es dura y muy peligrosa, accidentes, cancer en la piel debido al sol tan intenso en los brazos (su taxi es una moto de 2 ruedas para solo dos personas), ademas de problema con hemoroide e infertilidad por los constantes golpes de la moto sobre los caminos no pavimentados y agregandole a todo esto las tarifas de pag o por el alquiler al dueno 10,000 pesos colombianos ($6.00 USD), mas la gasolina 7,000 pesos colombianos ($3.87 USD). 

La vida aqui es simplemente dura y para ellos en especial; se alojan en sitios baratos sin ventiladores y muchas veces cuando no lo consiguen duermen en cartones puest o debajo de su carreta expuesto a mosquitos, lluvia, calor y a toda clase de riesgo y peligro. Cada dia envuelve gastos fijos e inevitable como los gastos de la alimentacion, alojamiento y la perdida de productos para mencionar unos pocos. Sin embargo el alejamiento de su familia es la mayor de todo; el no poder compartir sus noches y la cena con sus seres queridos es una carga muy fuerte y dolorosa, donde a veces el celular es el unico contacto si lo tienen o dejar de vender para ir a casa como lo hizo Benjamin Mendez, tio de Emirito y vendedor por 20 anos.

No todos son recuerdos malos. Hay tambien recuerdos de historias memorables. Me cuenta Emirito que en el pasad o hubo un ganadero que prest o un toro que estaba poseid o por el Diablo. Lo bautizaron con el nombre de “Siete Caja” porque ya habia herido a siete en la arena; en una ocasion el ganadero quiso prestarl o y el pue-blo se opuso, el ganadero recogio su toro y se fue. Ese mismo dia la celebracion continuo con otros toros, per o de repente un nubarron del tamano y forma de la “Arena de Toros” o “Corralon” se detuvo arriba y comenzo a llover tan fuerte que las estacas se aflojaron dejando caer al suelo todo los parcos que alli habia, causando muchos heridos y lesionados. Al final me cuenta que tambien se le hizo justicia a este toro. Alguien decidio matarlo para quizas “vengar”  con su muerte la muerte o herida que este le dio a algun familiar. Esta historia ya alcanza una proporcion casi mistica entre los participantes y vecinos del lugar, muy similar a las historias de Macondo (el puebl o mistico en la novela Cien Anos de Soledad). 

El sombrero es parte de Colombia, ya sea un sombrero de “Vuelta Costeno,” un “Machito” entre 15 y 19 o un 21 fino (como asi les llaman por las fibras o hilos que contienen en cada tejido). El escritor colombiano Gabriel Garcia Marquez quiso representar a Colombia durante el recibimiento de su premi o Nobel por su libro Cien Anos de Soledad con la guayabera tipica y su sombrero tipico colombiano y expreso…. “Si los Indios reciben su premi o en su traje tipico, por que yo no podria con mi guayabera y sombrero tipico colombiano?”

El dia de la apertura oficial se acerca y con ella se acerca la posibilidad de una buena venta. Los otros kioskos ya estan con sus columnas de maderas y sus techos de paja listos para abrir y ofrecer sus variados productos. Los “pelaos” ya han preparado un espacio para el estacionamiento de motos a 1,000 pesos ($0.55 USD) por moto. Los Gonzalez tambien… ellos tienen sus sombreros puest o y han puesto muchas esperanzas para que esta sea una corraleja para recordar en la historia de Mompox.

Francisco Collazo es un chef y un productor de proyectos multimedias. El contribuye a Donne Travels y  Donne Tempo y mantiene un sitio web Collazo Proects. Actualmente esta viajando en Colombia.